7 pensamientos negativos que limitan tu vida

Compartir Artículo

Seguro que a lo largo del día te van apareciendo varios pensamientos negativos que afectan tu estado emocional. Son como una ola, estos pensamientos inundan tu cabeza, haciendo que lo veas todo de forma negativa.

Te pueden generar consecuencias tanto a nivel personal como por ejemplo, malestar emocional continuado. Pero también a nivel relacional por ejemplo, dificultades y conflictos a la hora de relacionarte con los demás. Es importante pues, que conozcas la naturaleza de estos pensamientos negativos y que sepas identificar algunos de ellos.

Características de los pensamientos negativos

Los pensamientos negativos o también llamados deformados son automáticos e irracionales. Esto significa que aparecen de forma involuntaria, tú no decides a nivel consciente que ahora vas a experimentar un pensamiento de éstas características.  Además son totalmente ilógicos, carecen de una base racional.

pensamientos negativos

Los pensamientos negativos te generan emociones dolorosas de forma reiterada, como por ejemplo sentirte nervioso, deprimido, irritado de forma crónica, tristeza…. También te provocan que algunas preocupaciones o pensamientos se repitan una y otra vez.

Otra característica es que los pensamientos negativos distorsionan tu realidad, ya que cambian tu visión y tu forma de interpretar las circunstancias y los hechos.  Por este motivo, pueden llevarte a experimentar conflictos con las personas cercanas.

7 ejemplos de pensamientos negativos

A continuación vas a encontrar una lista de los 7 pensamientos negativos más comunes:

  • Los debería: este pensamiento negativo te lleva a creer que los demás deben conocer tu lista de normas (rígidas) y seguirlas. Es decir, crees que los demás tienen que actuar acorde a tus normas internas. Del contrario, están actuando de forma incorrecta y esto lleva a enfadarte o culpar a los demás.
  • La visión catastrófica: en esta ocasión, el pensamiento negativo juega un papel catastrofista, en el que te coloca en un estado de alerta constante ya que esperas con total seguridad que el desastre o la desgracia se dé.  La respuesta emocional a la visión catastrófica son emociones como el miedo, experimentar ansiedad y un pensamiento repetitivo de “y… si…me ocurre esto malo”.
  • El pensamiento polarizado: este pensamiento negativo te lleva a etiquetar las situaciones, las circunstancias según la teoría del todo o nada. Es una percepción dicotómica (blanco o negro, bien o mal, triunfador o fracasado, etc) y extremista. En el pensamiento polarizado no te es posible ver la escalera de matices que existe entre los dos extremos.
  • La sobregeneralización: cuando te riges por el pensamiento negativo de la sobregeneralización, sacas una conclusión a partir de un solo echo/evento y lo extiendes como algo ya seguro para todas las futuras ocasiones. Esperas que lo negativo o malo vuelva ocurrir una y otra vez o que no acabe nunca.
pensamientos negativos
  • La falacia de la recompensa divina: en esta ocasión, tienes una creencia en que el mundo, el destino o bien la sociedad te tiene que recompensar por haber experimentado problemas/dificultades en tu vida o bien por haber realizado un sacrificio.
  • El filtraje o visión selectiva: este pensamiento negativo te lleva a quedarte solo con los detalles negativos de una situación, siendo incapaz de valorar la situación por toda su globalidad. Te quedas enganchado a los detalles negativos y olvidas o eres incapaz de valorar todo lo positivo, así pues, tiñes toda la situación de lo negativo.
  • La culpabilidad: este pensamiento negativo consiste en que te atribuyes toda la culpa a ti o bien, que colocas toda la culpa a un factor externo: si sufro, alguien es culpable o bien, si alguien de mi alrededor sufre yo soy culpable.

Como combatir los pensamientos negativos en 4 pasos

Primero de todo, tienes que tener en cuenta que un pensamiento negativo/deformado es irracional, por lo que le falta una base de lógica. Si no los combatimos estos pensamientos se pueden convertir en obsesivos y nos pueden hacer sentir un alto malestar emocional. 

Para combatir los pensamientos negativos, tienes que seguir estos 4 pasos:

  • Describe la situación: intenta describir la situación de la forma más detallada posible y lo que has pensado y sentido. De esta forma, podrás detectar cual ha sido el pensamiento negativo.
  • Nombra la emoción dolorosa: si logras identificar la emoción dolorosa que te provoca el pensamiento negativo, la podrás regular, respirar y cuidar. De ésta forma te vas a alejar del pensamiento negativo y podrás transformar la situación dolorosa.
  • Identifica la distorsión: intenta identificar con qué pensamiento negativo de la lista corresponde e intenta tener claro cuál es la distorsión en éste pensamiento negativo.
  • Genera un pensamiento racional: en este punto, busca alternativas racionales para cuestionar el pensamiento negativo. Quítate las gafas negras y busca unas gafas claras para ver la situación que te bloquea. 

¿Cómo generar un pensamiento que te ayude a sentirte mejor?

Es importante aprender a cuestionar tus pensamientos negativos y no darlos por válidos a la primera. Son pensamientos automáticos y rígidos ya que no fomentan ningún aprendizaje ni proporcionan ningún otro pensamiento alternativo. Por lo que te llevan a sacar conclusiones negativas y ansiosas de las circunstancias y hechos.

  • Los debería: tus debería no tienen por qué coincidir con los demás. Es importante tener normas y valores flexibles.
  • Visión catastrófica: evalúa las posibilidades reales de que se dé la catástrofe. Deja de anticipar, piensa solo en el presente.
  • Pensamiento polarizado: piensa en porcentajes e intenta graduar la situación, sabes que las cosas no son blancas o negras.
  • Sobregeneralización: intenta cuantificar cuantos casos has experimentado como para sacar una conclusión.  Busca pruebas para estas conclusiones y ten claro que no existen absolutismos.
pensamientos negativos
  • Falacia de la recompensa divina: busca tus propias soluciones, moviliza tus recursos más que esperar a que te vengan en forma de recompensa divina.
  • Filtraje o visión selectiva: modifica y amplia tu visión, analiza la situación con toda su globalidad y circunstancias. Aléjate de la dramatización.
  • Culpabilidad: cuestiónate el pensamiento y busca otros motivos para éste caso en concreto. Cada uno es responsable de su vida.

Juzga tus pensamientos negativos y empieza a sentirte mejor

Como has podido observar, los pensamientos negativos juegan un papel muy importante en tu vida. Generan gran parte de tu malestar y dolor emocional y son los responsables de conflictos relacionales.

Es importante que puedas conocer tus principales pensamientos deformados y así poderlos cuestionar y juzgar. Así podrás cambiar a un pensamiento que te haga sentir mejor. Lo  que pensamos no siempre es fiable, ni refleja la realidad tal y cómo es.

Si crees que necesitas ayuda con este tema, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo, estaremos encantadas de ayudarte.

1 comentario en “7 pensamientos negativos que limitan tu vida”

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"