Cómo cambia la relación de pareja cuando llegan los hijos

Compartir Artículo

La llegada de un hijo es un acontecimiento emocionante que, en algunos casos más y en  otros menos, supone un vuelco en todos los aspectos de la vida. Hoy nos centraremos en cómo afecta a la relación de pareja y en cómo cuidarla a pesar del cambio que comporta para los padres.

Con la decisión de tener un hijo y durante la gestación, aparecen muchos sentimientos encontrados, por un lado la alegría y la ilusión del nuevo miembro que está por llegar y por otro la construcción de un proyecto común que unirá para siempre a la pareja, pero también aparece el miedo y la preocupación por que todo salga bien y por cómo van a cuidar, educar y proteger al recién nacido. Pero hasta que no está en brazos todo son suposiciones y teorías, la verdadera aventura empieza al dar a luz.

El nacimiento del primer hijo cambia los roles y prioridades de la pareja

El nacimiento del primer hijo, es también el nacimiento de un padre, de una madre, y de un modelo familiar reflejo de la propia familia de origen. Todo eso representa un cambio muy brusco que si no se maneja de manera adecuada puede ser fuente conflictos para la vida de la pareja tal y como se había entendido hasta el momento.

relación de pareja cuando llegan los hijos

Antes, los dos miembros de la pareja podían dedicar su tiempo y su energía a la relación así como al resto de aspectos de su vida diaria. Con un bebé en casa, la prioridad pasa a ser el cuidado y el bienestar del recién nacido, y esto tiene sentido ya que, al menos durante los primeros años de vida, el niño es completamente dependiente de sus padres, por eso debemos tener especial cuidado en no dejar de lado la relación.

Cómo puede adaptarse la relación de pareja cuando llegan los hijos

La pareja se ha convertido ahora en familia y esta transformación requiere un periodo de adaptación, donde uno de los aspectos clave es aceptar que la relación entre los adultos ha pasado a otro estado. Somos padres pero también pareja, un doble rol que al principio parece difícil combinar.

Poder hablar de las preocupaciones, expresar las necesidades mutuas, hacer sentir presente al otro, mostrar interés por sus puntos de vista, escucharlo desde el respeto y la empatía ayudará a encontrar soluciones. Es importante tener conversaciones sobre aspectos que no tengan que ver con el bebé.

El recién nacido requiere tanta atención que parece imposible pasar ratos en pareja, aprovechar las pequeñas treguas que da el bebé para conectar el uno con el otro con pequeños gestos, es una buena manera de encontrar espacios para la intimidad. Una mirada, unas caricias, compartir una siesta o un rato tranquilo en el sofá, bastará para estar presentes para el otro y demostrarle amor.

La vida sexual un reto para afrontar con hijos

Una queja habitual en hombres de familias con hijos pequeños, es que cuesta recuperar la intensidad de la vida sexual. Es fundamental tener paciencia, entender que durante el  embarazo, el parto y el posparto se producen cambios importantes a nivel hormonal, físico y emocional.

Para muchos hombres, la cuarentena ha sido  tiempo de abstinencia suficiente, pero pasados estos cuarenta días, sus parejas aún no están disponibles en el plano sexual. El cansancio, las nuevas responsabilidades y el estrés se mezclan con una autoimagen deteriorada. Con lo que necesitaremos mucha comprensión, paciencia y ternura para recuperar la vida sexual compartida, ya que va a ser una situación nueva para ambos.

relación de pareja cuando llegan los hijos

La pareja es un proyecto vivo que cambia constantemente

Por tanto, no déis por sentado a la pareja, aunque sea un esfuerzo extra poned vuestra energía en  hacer cosas juntos, tener pequeños proyectos de pareja, ya sea un paseo por el parque, una cena romántica o una salida  al cine o al teatro, recuperar algunas de las aficiones comunes fomentará las ganas de estar juntos y compartir.

Todo esto puede contribuir a reencontrar a tu pareja dentro de la nueva situación, pero si aún así se hace difícil esta nueva etapa, os podéis poner en contacto con nosotros para solucionar los conflictos que puedan surgir en el camino.

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"