Soy Madre y estoy Agotada

Compartir Artículo

Cuando somos madres creemos que es un oficio hermoso, realmente estamos orgullosas de serlo, de experimentar la oportunidad de tener a nuestro pequeño en brazos, poder estar con él y poder compartir cada momento de su desarrollo. Parece que ser madre es fácil, y como tal tenemos unas expectativas elevadas de nosotras mismas. Nos auto exigimos y estamos sometidas a mucha presión social. 

Una era donde tenemos que ser Súper Mamás, donde la conciliación laboral, familiar y del hogar se da por supuesta. La pregunta es, ¿realmente es esto posible? ¿Realmente podemos con todo ese trabajo? O algunas mujeres se ven obligadas a dejar de lado su desarrollo profesional para dedicarse a la ardua labor de ser madre, sí, ser madre, se dice fácil, pero, ¿qué hay detrás de la maternidad?

La era de las super madres

Recientes estudios han concluido que las madres también sufren del Síndrome de Burnout. Terminología destinada específicamente a las personas que sufren un agotamiento laboral. Ser madre también es una profesión, que desgraciadamente en algunas culturas o sociedades está infravalorado.

Es un trabajo que requiere de 24 horas en servicio, los 365 días del año, donde no solo los hijos requieren de cuidados, sino la casa y claro está, todo esto sin descuidar a la pareja. Aunque cada vez más, los cuidados y responsabilidades familiares son compartidas con la pareja, aún hay madres que se sienten agotadas.

madre

Digamos que en esta labor de ser madre tenemos que llegar a tener todo organizado, desde las citas con los médicos, las actividades escolares y extra escolares de los niños, las tomas de leche o amantamiento del bebe, la casa, las comidas y el cuidado de la pareja, muchas veces, todo recae en una sola persona, la madre. Esa madre que esta ahí para atender las necesidades de su familia y su casa, para que todo este en armonía, en orden y en perfecto estado.

Es la era de las Súper Mamis, de una auto exigencia no solo personal si no social.”

Como identificar que sufro de Burnout si soy madre

Ahora se reconoce que esta labor también cansa, que esta labor también tiene sus consecuencias y que las Súper Mamis no existen, que también tienen el derecho de descansar y desconectar, de tener tiempo para ellas mismas.

Así que no solo los profesionales asalariados sufren del Síndrome del Burnout, sino también las madres. Este es un padecimiento que consiste en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante factores estresantes emocionales e interpersonales que se encuentran presentes en el trabajo, esto incluye fatiga crónica prolongada, ineficiencia y negación.

Síntomas Psicosomáticos:

  • dolor de cabeza  
  • malestar gastrointestinal  
  • insomnio o viceversas (necesidad de dormir mas de lo normal)  

Síntomas Conductuales:

  • Aislamiento social  
  • Descuido personal  

Síntomas Emocionales:

  • Necesidad de llorar por todo, depresión  
  • Irritabilidad constante  
  • Distanciamiento afectivo  
  • Momentos de euforia, manía  
  • Baja autoestima  
  • Sensibilidad  

Síntomas Defensivos:

  • Negación de los síntomas mencionados anteriormente  
  • Desplazamiento de los sentimientos hacia otros ámbitos  
madre

Principalmente se encuentra un fuerte sentimiento de impotencia, desde el momento de levantarse el cansancio se hace presente. El trabajo no tiene fin, a pesar de que se hace todo para cumplir con los deberes, compromisos y expectativas, hay ese pesar de que el trabajo nunca se termina.

Las madres y personas que lo padecen pueden volverse anhedónicas, la incapacidad de disfrutar, es decir, que lo que anteriormente era motivo de alegría y motivación, ya no lo es. A pesar de tener aun el tiempo, el estrés siempre se encuentra presente.

¿Que puedo hacer para salir de esta situación de agotamiento?

El aceptar que no se puede con todo, el aceptar que no tener todo en orden y tan organizado no es sinónimo de ser mala madre, mala esposa y que la llegada de niños en casa cambia por completo el orden y organización.

Por ello 5 consejos que te ayudaran a sobrellevar tu labor de madre y no caer en el Burnout, ¡vamos a por ellos!

  • Eres una madre suficientemente buena, esto no es ser una Súper Mami, es disfrutar cada momento que tienes con tus hijos, en tu casa, con tu familia. Deja que todo fluya en armonía, enseña a tus hijos a compartir los labores de la casa, a ser participes de ellos y de esa manera les contribuirás en su desarrollo de dependencia a independencia.
  • Pide ayuda, en ocasiones nos da vergüenza aceptar que no podemos con todo, que no llegamos a cumplir con las expectativas del otro, aunque aquí la cuestión es, son las expectativas del otro o de nosotras mismas, es importante identificar de dónde proviene el estrés, si de uno mismo o del otro. Se transparente con tu respuesta, normalmente aquí hay una auto exigencia interna mas que de la familia en sí.

Deja de tener miedo de lo que pueda salir mal y comienza a emocionarte de lo que pueda salir bien”

-Tony Robbins-

  • Prioriza tu tiempo. Si es necesario realiza una agenda, como lo hacen en los colegios, que va antes y que va después, procura no abarcar todo a la vez, hacer todo en un solo día, de esa manera lo único que conseguirás es sobrecargarte de trabajo y seguramente el tiempo no te rendirá, recuerda el dicho “ el que mucho abarca, poco aprieta”.
madre
  • Tomate tu tiempo. Sí, tu también requieres de tiempo libre, sin niños, sin tu casa. Ese momento que a lo mejor te parece egoísta pero es necesario. Sal a tomar un respiro, de compras, ha tomar el café con las amigas, hacer deporte, busca algo que te gustaría hacer, aprender. Recuerda que “para estar bien con los demás, primero hay que estar bien con uno mismo”.
  • Céntrate en las cosas positivas que has vivido en tu día. Las cosas negativas normalmente es en lo primero que nos fijamos, le damos mas importancia y dejamos pasar las cosas positivas que nos han ocurrido, esas son las que nos llenaran de la mejor vibra. Recuerda las sonrisas de tus pequeños, en lo bien que la pasaste al salir de paseo, en las actividades juntos que realizaron, en el momento que tuviste para estar un momento en silencio y como lo apreciaste.

Por tanto, el ser madre es un trabajo hermoso, eso no le quita lo agotador que puede llegar a ser. Siéntete con la confianza y fortaleza de pedir ayuda, de darte un tiempo parta ti, recuerda que esto no es ser egoísta, es una necesidad y sobre todo céntrate en las cosas positivas que te brinda la maternidad, los hijos crecen rápido y cada etapa tiene su encanto.

Así que, no te de vergüenza de decir Soy Madre y también estoy agotada …

Queremos dar las gracias a Sara, por aceptar nuestra invitación para escribir en el blog de Psicoemocionat.

Acerca del autor: 

Sara Nochebuena

Psicóloga y psicoterapeuta infantil y familia                                  

Sara Nochebuena

Para contactar con ella podéis hacerlo a través de su Linkedin   

1 comentario en “Soy Madre y estoy Agotada”

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"