El miedo a decepcionar a tus padres te impide hacer tu vida

miedo_decepcionar.jpg
Índice

El miedo a decepcionar es un miedo con truco, porque aparentemente no se ve, pero hace mucho daño. ¿Te ha pasado que para que tus padres no se enfadaran has pospuesto tu planes, tu futuro y tu vida? Hace poco me vino una chica a consulta que sentía mucha culpa por no hacer lo que querían sus padres. Ella quería irse unos meses a viajar por Europa, y aplazar sus estudios para después, sus padres lo veían una locura. ¿Resultado? No se fue, y como consecuencia, suspendió todo el año de carrera. No dar voz a tus necesidades, puede parecer que no es tan importante, pero al final acaba haciendo mella en ti.

La necesidad de complacer tiene un precio

La necesidad de complacer es la peor manera intentar ser feliz. Cuando pones los deseos de tus padres o de cualquier persona, constantemente por delante de los tuyos, te acabas quemando. Imagina que cada vez que tus padres no están de acuerdo con tus opiniones, cedes y dejas de hacer ese trabajo, ese viaje o esa excursión que tenías tantas ganas de hacer. El miedo a decepcionar es una forma de no hacer lo que en realidad te apetece y de anular o tapar tus deseos de libertad.

¿Qué pasa, por ejemplo, cuando tus padres no están de acuerdo que dejes el trabajo de abogado y te pongas a hacer clases de surf? Puede que sientas miedo a decepcionarlos y que por eso, dejes de lado lo que realmente te apasiona. El precio que pagas por complacer es muy alto, hacer tu propia vida y que te vaya bien. ¿Qué impactante no?

decepcionar

La herida de abandono te juega malas pasadas

¿Por qué tienes miedo a decepcionar? ¿Por qué esta necesidad de complacer de forma compulsiva y sin control? Aquí es cuando entra en juego la herida de abandono. Cuando somos niños, pensamos de forma subconsciente, que si nuestros padres se enfadan con nosotros, es posible que nos dejen de querer, y se marchen. Es una idea totalmente irracional que de pequeños nos puede surgir.

decepcionar

El miedo al rechazo, a ser invisibles o no ser tenidos en cuenta nos condiciona enormemente. De adultos podemos aplazar lo que queremos, poniendo por delante lo que quieren los demás para no tener que “sufrir” que esta herida, aunque sea en nuestra imaginación, se haga realidad.

Las expectativas de tus padres son diferentes a las tuyas

  • Tus padres tienen un mapa de la vida diferente del tuyo: Tienen unas ideas que no tienen porqué ser las tuyas. Han ido asumiendo unos valores y unas creencias sobre cómo funciona el mundo en una época diferente a la que has vivido tú. Y por tanto, como es lógico, es posible que discrepéis en algunas o muchas cosas.  «La historia de tus padres es más grande que tú. No puedes ocuparte de sus destinos, es demasiada presión y responsabilidad para ti. Puedes agradecer la vida que te dieron, y empezar a ocuparte de ella.”
       
  • Tus padres han vivido su propia historia: con sus padres (tus abuelos) y quizá han podido hacer su propio camino ( o no) quién sabe. Los patrones familiares y cómo han sido educados también les hace actuar de forma diferente a ti.    
  • Tus padres pueden esperar que hagas lo que ellos no pudieron hacer: Quizás no te lo digan, pero si no pudieron ser músicos puede ser que les haga ilusión que tu lo seas, aunque odies la música. O si fueron contables, puede que esperen que tu lo seas como ellos, para seguir la estela familiar.  

Deja ir la culpa y respeta tus deseos

¿Les debes algo a tus padres? Yo diría que sí, les debes la vida. Pero es una deuda que nunca vas a poder pagar. Porque es lo más grande que te han podido dar, y tu no les puedes dar la vida a ellos. Por tanto, la mejor manera de pagar esta deuda, no es complaciendolos y sacrificando tu vida por ellos. La mejor manera de dar sentido a tu vida, es haciendo tu propio camino, construyendo tus propias ideas, tus propios valores y tu esencia personal.

Puedes agradecer a tus padres que te dieron la vida, y dar gracias por todo lo que han hecho por ti. Piensa que la manera más efectiva de soltar esta culpa que puedes tener, por no hacer cómo ellos esperan de ti, es el agradecimiento y el caminar hacia adelante. Deja de mirarlos, empieza a ver lo que quieres tú, respeta tus deseos y atrévete a dar pasos hacia ellos. Es normal que tengas un poco de culpa, vive con ella, que no te frene, que te impulse hacia adelante. Sino das este paso vas a vivir en una insatisfacción crónica constante

decepcionar

El miedo a decepcionar se cura decepcionando

Tienes derecho a hacer tu propia vida, para ello vas a tener que aprender a responsabilizarte de ella. Cuánto antes te independices económica y emocionalmente de tus padres mejor. Esto no quiere decir, que no puedas pedir opinión de vez en cuando, pero es necesario que empieces a demostrarte a ti mismo, que eres capaz de ir hacia los objetivos que quieres lograr. Busca un trabajo, que te permita vivir de forma separada de tus padres, empieza a tomar decisiones por ti mismo, y manten estas decisiones a pesar de que a tus padres no les gusten.

¿Cómo se cura el miedo a decepcionar? Haciendo el ejercicio de decepcionar expresamente. Prueba de decepcionar a tus padres y a la gente en general. Ojo, no hace falta que seas agresivo ni grosero, puedes decepcionar con respeto y cuidando las formas si puedes. ¿Te apetece ir al trabajo en bici? ¿Quieres una bicicleta? Compratela, con tu propio dinero, y úsala, verás como te sienta bien al cuerpo. 

Tus padres tienen su historia, y tu tienes la oportunidad de continuar escribiendo la tuya. Desde el amor y el respeto que les puedes tener, puedes enfocarte en tu vida para estar más feliz, puede ser que más adelante ellos puedan entender tus razones, pero si les tratas con cariño y amor, seguramente terminaran respetando tus decisiones.

Qué no estés de acuerdo en ciertos aspectos, no quiere decir que te tengas que llevar mal, ni que tengas que dejar de dialogar con ellos. Simplemente ten en cuenta que no es posible contentar a todos y mucho menos a ellos. Respeta tus propias decisiones y empieza a superar el miedo a decepcionar a los demás. 

Diario emocional Psicoemocionat
¡No te vayas sin tu regalo!
"MI DIARIO EMOCIONAL"

Suscríbete y recibe nuestro diario emocional gratuit0 en tu email

Tus datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat, EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones y servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@psicoemocionat.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra política de privacidad..

logo clínica psicoemocionat

RELLENA EL FORMULARIO PARA RESERVAR TU CITA

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto»

¡No te vayas sin tu regalo!

"MI DIARIO EMOCIONAL"

Diario emocional Psicoemocionat

Suscríbete y recibe nuestro diario emocional gratuito en tu email

Tus datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat, EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones y servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@psicoemocionat.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra política de privacidad..