¿Por qué hay que fomentar la educación emocional?

Compartir Artículo

El desarrollo de la educación emocional se ha ido integrando en los últimos años en los colegios de forma progresiva. Años atrás, se le daba mucha más importancia a otras inteligencias, como por ejemplo, a la lógica, o la lingüística dentro del ámbito educativo.

Por suerte, la inteligencia emocional cada vez tiene mayor presencia en nuestras vidas. Sin embargo, todavía no sabemos la gran importancia que tendrá el impacto de fomentar la educación emocional en el futuro próximo.

Educar en inteligencia emocional es trabajar en el crecimiento personal y afectivo de los niños y adultos para luego poder vivir sanamente en sociedad. Además fomenta el bienestar global de las personas.

Como veremos en este artículo, ayudará a adaptarse a las demandas laborales y sociales futuras, además de ser una pieza clave en el desarrollo de una persona sana.

“Se aprende lo que emociona y lo que emociona se aprende”

-Ana Isabel García, psicóloga –

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional sencillamente es la capacidad de una persona para gestionar sus propias emociones y las emociones de los demás. Por ello, el fundamento de la inteligencia emocional es el respeto a uno mismo y a los demás. 

Tener una inteligencia emocional desarrollada previene conductas desadaptativas como la intolerancia a la frustración, las rabietas, la ansiedad o incluso el bullying en todas las edades.

Según Daniel Goleman cuando hablamos de educar la inteligencia emocional o de la educación emocional nos referimos a dotar a los niños de la “capacidad para reconocer sus propios sentimientos y los de los demás, de motivarse y de manejar adecuadamente sus relaciones”.

¿Por qué es importante fomentar la educación emocional?

Fomentar la educación emocional es básico para creer en uno mismo y tener una autoestima sana. La inteligencia emocional ayuda a desarrollar nuestro potencial y fortalezas internas, además de generar mayor empatía con uno mismo y los demás.

Además, los niños con una buena educación emocional serán capaces de resolver conflictos y crear relaciones más sólidas y duraderas con los demás de adolescentes y adultos.

La introducción de la robótica y la inteligencia artificial significará que los jóvenes tendrán que desarrollarse mucho más a nivel personal, social y profesional para poder trabajar. La base de esta diferenciación profesional estará en el desarrollo de las llamadas «soft skills«.

fomentar la educación emocional

Las» soft skills» son aquellas habilidades personales integradas por los sentimientos que se ponen en juego a nivel profesional, por ejemplo la capacidad para gestionar equipos.

Son habilidades que la tecnología jamás va a poder controlar. Para poder desarrollar sus «soft skills» los jóvenes y también adultos tendrán que trabajar mucho en su autoconocimiento, el respeto personal y la gestión emocional basado en la inteligencia emocional.   

Cuatro pilares básicos de la educación en inteligencia emocional

Diferentes colegios ya aplican programas como el programa Arco iris en el que se trabaja la educación emocional desde la etapa infantil hasta secundaria.

El reto de la educación actualmente es gigantesco. Queriendo simplificar, se podría decir que cualquier programa educativo que quiera trabajar la inteligencia emocional debería incluir estos cuatro grandes pilares. 

Primero, ha de aportar estrategias de cómo se aprende a conocer o ayudar a dominar los instrumentos de conocimiento, para facilitar la compresión y el placer por el descubrimiento. 

Segundo, enseñar cómo hacer, o aportar la formación adecuada para el desempeño de una tarea profesional y a la vez generar competencias coadyudantes provenientes de la inteligencia emocional, como son; el trabajo en equipo y la toma de decisiones

Tercero, ha de incluir la enseñanza de cómo convivir y participar en proyectos comunes.  La convivencia es necesaria para descubrir que tenemos en común y aceptar las diferencias de los otros. 

Cuarto, ha de fomentar el aprendizaje del ser, es decir, ayudar a los más jóvenes a conseguir el desarrollo máximo como persona o su autorrealización plena. 

Cómo integrar la inteligencia emocional en el aula

Como hemos podido ver, fomentar la educación emocional es y será básica para el desarrollo personal y profesional de los más pequeños. A continuación te dejamos algunas claves para comenzar a integrar la educación emocional en el aula.

  • Fomentar las conversaciones acerca de las emociones.
  • No inhibir la expresividad emocional
  • Facilitar el intercambio de afecto y de apoyo mutuo entre compañeros
  • Desarrollar experiencias en las que un compañero actúe como base de seguridad para que el otro afronte diversas adaptaciones de la vida cotidiana (incorporación al colegio, quedarse  en casa sin los padres, ir a dormir a otros lugares, etc.)
fomentar la educación emocional
  • Estimular la cooperación entre compañeros ante situaciones adaptativas cotidianas, como cambios de clase, ayuda con la agenda. 
  • Potenciar el desarrollo de la autoestima ofreciendo espacios de autoidentificación diferenciados para cada alumno. Que alumno tenga un espacio donde fomentar sus fortalezas.
  • Felicitar los logros fuera del currículum educativo, por ejemplo, si alguien ha liderado muy bien un grupo, la amabilidad, la empatía, la cooperación.
  • Atender a cada niño según sus necesidades y características propias, incluyendo las  peculiares de cada edad.
  • Delegar responsabilidades diferentes según las fortalezas y necesidades de cada niño.  
  • Utilizar los conflictos entre alumnos para estimular la inteligencia emocional. Incluir la práctica de la asamblea en las tutorías. En estas asambleas todos los alumnos se reúnen una vez a la semana para dar solución a los conflictos que hayan acontecido durante la última semana.

La educación emocional es clave para el presente y futuro

Estas pequeñas practicas fomentaran en los niños y adolescentes el desarrollo de su inteligencia emocional. Así mismo, servirán para mejorar su autoestima y su regulación emocional.

Como hemos podido ver en este artículo fomentar la educación emocional va a ser clave en los próximos años. Los niños y jóvenes que hayan tenido la oportunidad de desarrollarse a nivel de educación emocional van a tener muchas menos dificultades para afrontar los nuevos retos. 

Si consideras que tu hijo necesita ayuda a nivel emocional o crees que le vendría bien poder comenzar a trabajar la inteligencia emocional no dudes en contactarnos. 

2 comentarios en “¿Por qué hay que fomentar la educación emocional?”

  1. Importantísimo educar en inteligencia emocional. Creemos que se ha mejorado mucho en este aspecto, y que cada vez somos más los profesionales y padres/madres que damos una importancia enorme a fomentarla.

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"