Esto de la tristeza me suena… 

Compartir Artículo

La tristeza es una emoción universal en la especie humana, que se ha reprimido más o menos según la culturas. Todos en algún momento dado hemos sentido tristeza. Por ejemplo, se ha demostrado científicamente que los japoneses contienen emociones como la tristeza, la reprimen porque culturalmente les han enseñado que mostrar la tristeza es una ofensa para los que les rodean. Este caso, es un claro ejemplo de ver cómo las emociones existen pero la expresión y manifestación de las mismas es diferente según la cultura.  ¿A ti esto de la tristeza te suena? Expresar lo que sentimos nos ayuda a sentirnos mejor.

La tristeza es una emoción que nos invita a la reflexión, al recogimiento al estar en contacto con nosotros mismos. Normalmente nuestra sociedad, nos empuja a salir de la tristeza rápidamente. Frases cómo: ¡No estés triste! ¡No llores! ¡No pasa nada! son muy comunes, ya que la tristeza no tiene buena prensa, no da buena impresión, y queremos salir rápidamente de ese estado de dolor. La tristeza es una emoción, que nos pone en contacto con nosotros mismos a través de una pérdida, de una separación, o de un distanciamiento. También es posible que la tristeza aparezca cuando nuestras expectativas no se cumplen. Por ejemplo, puedo sentir tristeza cuando se rompe una relación, cuando se muere un ser querido, o cuando no me cogen en el trabajo que quería. 

¿Cómo se identifica la tristeza en nuestro cuerpo? 
 
Nos encogemos, podemos notar un nudo en el estómago o en la garganta. A veces una presión en el pecho, los ojos se empiezan a llenar de lágrimas… 

¿Qué hacemos cuando aparece la tristeza? 

La tristeza como todas las emociones tiene diferentes intensidades, desde la tristeza más pequeña, hasta una más grande. Algunas veces puede ser que nos acerquemos a otros en busca de un poco de consuelo, para sentirnos menos tristes, otras veces nos cerramos en nosotros mismos para intentar manejar la tristeza desde dentro. En ocasiones por el contrario, la tristeza sale como una fuente que no puede parar, sin ningún tipo de contención, como si fuera una explosión de llanto….A veces reprimimos esa tristeza, consciente o inconscientemente de manera que se va acumulando en el cuerpo, hasta que un día explotamos sin «motivo alguno…» 

 ¿Qué podemos hacer entonces para expresar nuestra tristeza de una manera sana?

Para poder aceptar la pérdida necesitamos entrar en contacto con nosotros mismos, es por eso que decimos que es una emoción que va para dentro. Para poder vivir la tristeza de una manera sana, es imprescindible permitirnos estar tristes, y iniciar el proceso de aceptar el dolor, aceptar que podemos experimentar y expresar la tristeza para poder procesarla, y poder pasar a otra emoción. 

«Si una persona está triste, debe explorar la tristeza y vivenciarla profundamente antes de que pueda asimilarla y desarrollarla. «
John Stevens

El reto pues es poder reconocerla en el cuerpo, dejárnosla sentir, no censurarla cuando la veo, permitir su expresión, dando espacios físicos para compartirla , hablar de los que nos pasa, y poder estar en compañía del otro con esta tristeza, sin intentar evadirla. Y por último, dejar que pase, y no quedarnos bloqueados y enganchados en esta emoción. 

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"