Empatía, ponerse en los zapatos del otro

Compartir Artículo

La empatía es la capacidad de pensar y sentir la vida interior de otra persona como si fuera la propia. Heinz kohut.¿Para ponerme en el lugar del otro es necesario hacer algo especial? Ser empático significa ser consciente primero de mis sentimientos y después de las emociones de los demás. ¿Se sintonizar con la otra persona, o tengo un apagón emocional que no me permite conectar con los demás?¿Realmente me puedo poner en los zapatos del otro? 
 La empatía es la capacidad de pensar y sentir la vida interior de otra persona como si fuera la propia. Heinz kohut.¿Para ponerme en el lugar del otro es necesario hacer algo especial? Ser empático significa ser consciente primero de mis sentimientos y después de las emociones de los demás. ¿Se sintonizar con la otra persona, o tengo un apagón emocional que no me permite conectar con los demás?¿Realmente me puedo poner en los zapatos del otro? 
Empatía: aclarando conceptos 

La Real Academia Española define el concepto de empatía como:  f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

A todos nos gusta que nos reconozcan, sentirnos entendidos y escuchados. Y para eso, necesitamos la mirada del otro, si es amorosa, podrá ser empática, sino es más fácil que salga desde el juicio, hacia el otro, o desde lo que tendría que hacer, entonces no estamos hablando de empatía. 

La empatía no es entender al otro para nuestro beneficio, sino para el bienestar de la otra persona. Para ponernos en los zapatos del otro, es necesario, no sólo reconocer sus emociones y pensamientos sino dar una respuesta «en sintonía» con lo que la persona está expresando

Por ejemplo: Si mi pareja está triste, y me está contando que ha tenido un mal día en el trabajo…. decirle, bueno ya se te pasará no sería una respuesta muy empática. En cambio, mirarle a los ojos, escucharle y notar esa tristeza en mí, mostrarle con mi lenguaje no verbal que puedo notar lo que está sintiendo y le comprendo, va hacer que el otro se sienta más comprendido, y acompañado. 

La importancia de ponernos en la piel del otro 

Todos tenemos la capacidad de empatizar con los demás en mayor o menor medida. Esto dependerá de las vivencias y aprendizajes que hayamos adquirido a lo largo de la vida. 

Cuando nos relacionamos con los demás haciendo un esfuerzo por entender sus historias pasadas y sus circunstancias, mejoramos nuestra forma de trabajar, la forma en que vivimos, la forma en que cuidamos el uno del otro y la forma de relacionarnos con presente y futuro y porque no, pasado. 

Los animales también tienen esta capacidad de empatía, que no es solamente exclusiva de los humanos. 

¿Cómo podemos empatizar más? 

Para empatizar con la otra persona, es necesario, primero establecer una conexión con la otra persona.  Crear una sintonía verbal y no verbal que nos ayude a comprender mejor al otro. 

Para ello, primero hemos de escuchar activamente, sin interrumpir al otro, para que pueda expresar todo lo que quiere decir. Y dando señales no verbales, de que estamos entiendo lo que nos está explicando. Además, es muy importante no juzgar, para poder crear un clima empático y de confianza, 

Una vez hemos escuchado lo que la persona nos tiene que decir, podemos pedir aclaraciones, si hay algo que no hemos entendido. 
 
Hablamos de sintonía verbal cuando utilizamos, las mismas expresiones o palabras que ha utilizado la misma persona para que sepa que le estamos comprendiendo. 

Cuando adaptamos nuestro lenguaje a la otra persona, ésta se siente mucho más entendido y percibe más agradable la conversación.

Por otra parte, hay que tener muy en cuenta la sintonía no verbal, o sea, la postura de nuestro cuerpo y sobre todo la orientación de éste. Si estamos de brazos cruzados, no miramos a la persona, o nos movemos constantemente, es muy probable que la persona no se sienta en empatía con nosotros. 

 La capacidad de empatizar depende directamente de la habilidad tengamos para identificar nuestras propias emociones. Para ejercitar la empatía necesitamos ser conscientes de nosotros mismos , no juzgar, y especialmente contar con la capacidad de escuchar y observar a la otra persona con cuidado. 

La empatía nos moviliza a sentir el dolor, la alegría, el miedo o el enfado del otro, a recuperar el interés por las personas que nos rodean y a consolidar la relación que nos une con cada una de ellas. 

Os dejo un vídeo que os ayudará aún más a comprender qué es la empatía y como empezar practicarla. 

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"