Cómo superar los pensamientos negativos

Compartir Artículo

¿Qué hacer con los pensamientos negativos? Se pueden controlar y superar los pensamientos negativos? ¿Quizá se pueden aceptar? Cuando hablamos de pensamientos negativos nos referimos a todos las ideas repetitivas que aparecen en nuestra cabeza de manera automática.

Estos pensamientos son recurrentes y constituyen una fuente de emociones desagradables si nos quedamos enganchados a ellas. Los pensamientos negativos nos quitan la energía y nos dejan sin fuerza. Y cuanto más nos entregamos a esos pensamientos negativos, más fuertes se hacen.

Si rechazas tus pensamientos se hacen más grandes

Muchos pacientes nos comentan que es imposible tener pensamientos positivos si uno no se encuentra bien emocionalmente o está tranquilo. Enseñan a aceptar lo que esta pasando, en vez de crear un plan de acción contra los pensamientos negativos.

Imagínate que estás dormido y tienes un mosca en la habitación. La mosca es muy pesada y no te deja dormir. Como estamos enseñados a actuar, tras varios manozatos desde la cama, optaremos por encender la luz y ponernos en plan Fran de la jungla hasta capturarla. 

Sería como si cuando te aparece un pensamiento negativo en la cabeza como» no vas a poder conseguir el trabajo» tu te engancharás a él y te dedicarás a perseguirlo para acabar con él.

superar los pensamientos negativos chico

 Otra opción es simplemente aceptar que la mosca está ahí como algo más, como el ruido de fondo de los coches en la noche, sin darle más importancia. Como puedes ver en la opción uno, habremos gastando muchísima energía porque sólo estamos reaccionando de forma reactiva a un estímulo.

En la segunda opción nosotros pro activamente elegimos aceptar, tomamos control.

¿Por qué nos quedamos atrapados en los pensamientos negativos?


Aunque todos somos conscientes de que tenemos pensamientos negativos, pocos saben que el pensamiento negativo en sí no es el problema. El problema viene por la literalidad del lenguaje que nos hace volver una y otra vez a cosas que sucedieron en el pasado o que ocurrirán en el futuro.

«La evitación y no aceptación de los pensamientos nos engancha todavía más a ellos. «

Como cultura nos enseñan a evitar desde bien pequeños, por ejemplo, ante una situación de malestar se suele decir «no tienes que seguir pensando así» «olvídalo y sigue adelante» «no estés mal por eso».

Con estos mensajes, solo nos enganchamos más a hacer lo que la «mosca» quiere de nosotros. Las personas que se quedan enganchadas en las palabras que les llevan al pasado o al futuro,  pierden el contacto con el aquí y el ahora y entran en un bucle obsesivo.

¿Por qué es importante aceptar los pensamientos en vez de luchar contra ellos?


Se trata de una aceptación activa, que la mosca no decida por ti. No se trata de no evitar nunca, sino de tener una actitud más flexible y proactiva donde tu decides cuando quieres evitar y cuando quieres seguir adelante con un problema. Aceptar es actuar. Elegir seguir adelante a pesar del malestar que nos puedan estar provocando los pensamientos. 

Lo importante es mantener aquello que nos importa en nuestra vida, nuestros valores a pesar de los pensamientos o sentimientos de malestar. Para ello el primer paso es conocer que es lo que realmente te importa en tu vida o tus valores personales.

La sociedad continuamente nos contamina y nos hace creer cosas que no son coherentes con nuestros valores, como por ejemplo que debemos ser los mejores en nuestros trabajo. 

Un pequeño ejercicio para no superar los pensamientos negativos

¿Cuáles son tus valores personales?

Para encontrar que es lo que realmente te importa a ti, te propongo una serie de preguntas que me gustaría que te contestarás antes de seguir. 

  1. ¿Quién eres? ¿Qué gustos y motivaciones tienes? ¿Han cambiado las cosas que querías conseguir?
  2. ¿Qué cosas han sido relevantes para ti? ¿Cómo quisieras ser visto por tus seres queridos, qué legado querrías dejar a aquellos que te aprecian?
  3. ¿Qué te gustaría que dijeran de ti en tu funeral?
  4. ¿Si te miras cada día en la relación con tu familia, amigos… te gusta como estás actuando? ¿Qué nota te pondrías? ¿Dirías que estás siendo fiel a las cosas que siempre te han importando?
  5. ¿Qué cosas no te dejan ser fiel a eso que le gusta? ¿Qué te impide acercarte a eso que has querido siempre?
  6. Y por último, dime una cosa que puedas hacer para acercarte a eso que quieres y te gustaría conseguir. Cuando te impliques en ello, ¿qué va a acompañarte?

Estás preguntas te ayudarán a acercarte a tus valores y te permitirán reorientar la brújula. Como hemos dicho antes el primer paso para poder ACTUAR ante los pensamientos negativos es tener claro que es lo que realmente es importante para mi. 


Maneja pensamientos que te perturban con palabras

Cuando ya tengas claro cuales son tus valores puedes utilizar otras técnicas de actuación para neutralizar los pensamientos negativos. Existe una técnica llamada defusión, y lo que pretende es deshacer el significado de las palabras.

Las palabras tienen mucho peso (oír “serpiente” para alguien con miedo a las serpientes ya supone un aumento en su ansiedad). Lo que vamos a hacer con esta técnica esa romper esa virtualidad de las palabras, conseguir que la palabra esté ahí, pero que te de igual.Te propongo que cuando tengas un pensamiento negativo sobre alguna palabra practiques alguno de los ejercicios siguientes.

  • Repite constantemente durante 3 minutos palabras del tipo: “ eres tonto/a, …”. Es el primer paso para la aceptación: son sólo palabras.
  • Di “tontooooo” ¿Ya no te altera verdad? Son sólo sonidos en el aire.

Dale vida física a tu pensamiento negativo


Consiste en hacer físico el malestar que causa el pensamiento para hacerlo más llevadero y superar los pensamientos negativos .Ejemplo: Vamos a coger ese malestar, eso a lo que le estás dando tantas vueltas en tu cabeza…

  • ¿Qué color tiene?
  • Mira el color de tu angustia…
  • ¿Cómo es al tacto?
  • ¿Cómo huele?
  • Entra en contacto con ello…
  • ¿Se mueve?
  • Intenta hacer algo con ese malestar. Hacer que se vuelve más pequeña, mas pequeña… 

Utiliza la meditación para dejar marchar los pensamientos

Por último, otro ejercicio que puedes utilizar para manejar los pensamientos negativos que te abordan durante el día es la meditación. Cierra los ojos durante 3 minutos e imagina que miras desde una grada un desfile militar.

superar los pensamientos negativos chica

Los soldados llevarán unos carteles que son tus pensamientos y que tú tienes que leer. Puede que algunos momentos, te vayas de la grada y te unas al desfile yéndote con alguno de tus pensamientos. Cuando te pilles dejándote ir con tu pensamiento, vuelve a la grada y sigue observándolos, leyendo lo que piensas.


Esto nos demuestra que lo más normal es distraerse. No se trata de cuántas veces te distraigas sino de que cada vez que te das cuenta y te pillas a ti mismo, es porque estás observándote y estás en lo que tienes que estar.


Supera tus pensamientos negativos

En este articulo has podido comprobar como los pensamientos negativos están ligados al lenguaje y a las palabras. Has podido ver como existen otros métodos diferentes a la evitación, que te ayudarán a relativizar esos pensamientos negativos. 

A través de estos ejercicios, conseguirás, primero, tomar perspectiva, ya que serás capaz de ver lo que realmente es importante para ti y lo que no. Por otro lado, sentirás la diferencia, porque no es lo mismo decirte a ti mismo «soy idiota» que decir «estoy pensando que soy idiota». Tú no eres tus pensamientos, sino la persona que tiene esos pensamientos.

Si te ha gustado este articulo y quieres aprender más técnicas y ejercicios para superar los pensamientos negativos no dudes en contactar con el equipo de Psicoemocionat. 

1 comentario en “Cómo superar los pensamientos negativos”

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"