Cómo salir de tu zona de confort y vencer tus limitaciones

Compartir Artículo

¿Cómo salir de tu zona de confort? A menudo nos aferramos a situaciones, personas, lugares y acciones que nos dan seguridad y sensación de control. Así es cómo vamos definiendo nuestra zona de confort, es decir, ese espacio interno en el que nos sentimos cómodos, confiados y seguros. No obstante, de este modo, perdemos libertad y oportunidades para crecer y mejorar, viviendo limitados por nosotros mismos.

Ésta aparente sensación de seguridad, se debe al poco margen de cambio y riesgo que nos damos. Preferimos vivir en una rutina muy definida, donde el hábito y la comodidad son las dos grandes protagonistas. En consecuencia, nos alejamos de la idea de innovar, es decir, arriesgar y ganar. Ya que esto, nos produce temor. 

Quedarse en la zona de confort es conformarse con lo que tenemos y aceptar nuestra realidad sin posibilidad de cambio y mejora. Aunque existan cosas que no nos gustan, muchas veces nos quedamos en la fase de queja más que en buscar soluciones y realizar el cambio, ya que eso implica probar algo nuevo y arriesgar.

Para protegernos del miedo, nos ponemos límites

Viviendo en esta zona de seguridad, estamos rodeados de límites. Límites para experimentar, para actuar, para pensar, para ser creativos, etc. ¿Y de dónde vienen éstos límites? La respuesta es muy fácil: de nosotros mismos.

Bajo este espacio de confort habita el miedo. Miedo a lo nuevo, a lo desconocido, a los cambios y a la incertidumbre. Y ante esto, nos ponemos unos límites que acotan de forma muy clara nuestra burbuja de seguridad. Y así es como conseguimos nuestra falsa sensación de control.  Y… ¿por qué nos pasa?

Porque tenemos miedo a no ser capaces. Ponemos en duda nuestras habilidades y nos menospreciamos. Nos aterra arriesgar y fallar, y por este motivo, preferimos evitar el dolor y el sufrimiento. Así, nos dejamos llevar por las circunstancias un año tras otro, y va pasando el tiempo. 

salir de tu zona de confort

Las creencias negativas no nos definen

Es como si tuviéramos una serie de creencias limitantes del tipo “no lo vas a conseguir”, “no eres suficientemente bueno”, “vas a fracasar seguro”, que nos hacen sentir débiles, inseguros y confrontan nuestra autoestima. Aunque estas creencias tengan un peso muy importante y limitador, la verdad es que no nos definen. Ya que “tú eres mucho más que una creencia” y que una etiqueta.  

Podemos caer en pensamientos obsesivos y en el miedo más profundo.Y esto, repercute de forma muy negativa en nuestra capacidad para crecer. Ya que nos obliga a renunciar a nuestra habilidad para desarrollar estrategias y recursos internos, los cuales nos permiten vivir de forma libre y auténtica, aceptando los retos del día a día.

salir de la zona de confort

Más allá de la zona de confort

Salir de tu zona de confort implica tomar decisiones difíciles. Significa salir de la rutina y enfrentarnos a algo nuevo, algo con lo que no nos sentimos cómodos. Ésta acción no es nada fácil ya que automáticamente nos produce miedo, dudas y temores. No obstante, una vez decidimos salir de la zona de confort, se abre un nuevo mundo de posibilidades, emociones y retos.

Es decir, nos abrimos a la vida y nos permitimos tomar caminos diferentes. Y esto, sin duda, nos lleva a una fase de plenitud y crecimiento personal ya que estamos tomando nuestras propias decisiones, sin ataduras y… ¡esto ya es ganar!

Fuera de la zona de confort, podemos ser creativos, curiosos, nos podemos permitir fallar, y sobre todo, nos podemos permitir usar nuestras habilidades para mejorar nuestra vida.

Aunque el camino haya sido difícil,  de bien seguro que después experimentas una sensación de satisfacción, alegría y orgullo propio, independientemente del resultado obtenido. Es por eso, que no debes olvidar felicitarte por el gran paso de haber salido de tu zona de confort.

7 propuestas para salir de tu zona de confort

Para salir de tu zona de confort puedes empezar a realizar algunas pequeñas acciones que te llevarán al éxito en tu objetivo. 

  • Empieza por pequeñas acciones: es mejor empezar a cambiar algunas rutinas o hábitos de nuestro día a día por algunos de nuevos. Así, nos vamos acostumbrando. Por ejemplo, prueba otra ruta para ir al trabajo, cocina una nueva receta, apúntate a una nueva actividad.
  • Anticipa todas las excusas que te vas a poner: intenta ser consciente de esas excusas que te vas a decir para posponer el cambio, y sé consciente de qué forman parte del miedo que tienes a iniciar algo nuevo.
  • Sé consciente de los motivos por los cuales quieres salir de tu zona de confort: tener claro los objetivos y qué es lo que te motiva, te va a ayudar a dar el paso.
  • Permítete fallar: cambia la visión de “fallar es un fracaso” por la de “fallar es una oportunidad para levantarse y aprender”. En el error está la clave del éxito.
salir de tu zona de confort
  • Pon en duda tus pensamientos negativos: recuerda que tus creencias no te definen. Si te vienen a la mente pensamientos del tipo “vas a fallar”, “no soy capaz”, etc. no les hagas caso. Sustituye éste tipo de pensamientos por otros de positivos. Recuerda momentos en los que tuviste un éxito y ayúdate de la sensación de satisfacción para vencer los pensamientos negativos.
  • Visualízate a ti mismo: dedica unos minutos, con los ojos cerrados, a visualizarte a ti mismo saliendo de tu zona de confort.
  • Implícate: el cambio solo depende de ti. Tú eres el único responsable. Por eso, siéntete guionista de tu propia vida. Sé consciente de los recursos personales que tienes, del camino andado y las metas conseguidas y…  ¡prepárate para escribir una nueva etapa!

“No tengas miedo de expandirte, a salir de tu zona de confort. Ahí es donde reside la alegría y la aventura.”
-Herbie Hancock-

Tú decides cuándo salir de tu zona de confort

Por tanto, para salir de la zona de confort va a ser imprescindible que des un pequeño paso adelante aunque tengas miedo, que te permitas equivocarte y caerte cuantas veces sea necesario. No te dejes arrastrar por el miedo e implícate al máximo para ir hacia el cambio que deseas en tu vida actual. 

Te dejamos también de regalo un escrito, la fábula de la vaca. Ilustra cómo a veces nos quedamos encerrados en nuestra realidad. Esperamos que la disfrutes. 

Si aún así, crees que tu zona de confort te limita de forma excesiva, siempre puedes iniciar una psicoterapia. Puedes contactar con nosotros y resolveremos cualquier pregunta que puedas tener. 

4 comentarios en «Cómo salir de tu zona de confort y vencer tus limitaciones»

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"