Celos entre hermanos, qué son y cómo gestionarlos

Compartir Artículo

El nacimiento de un nuevo hijo genera muchos cambios en la familia, tanto de hábitos y rutinas pero también del propio sistema familiar pudiendo generar celos entre hermanos. Estos cambios y emociones pueden ser difíciles de aceptar por los niños, ya que, tienen tanta habilidad para adaptarse como los adultos.

Los celos entre hermanos son algo normal, habrá épocas mejores y peores ya que vienen y van. Por eso, si tienes la idea de evitar los celos por completo, será bastante complicado. Los estudios hablan de que casi el 90% de los niños sufrirán celos en algún momento de su vida. En este articulo podrás saber como diferenciar los celos y que hacer ante ellos.

Los hermanos comienzan a ver como el nuevo inquilino se lleva más atenciones, mimos y besos que ellos mismos, esto les provoca un fuerte malestar, que no es incompatible con que quieran a sus hermanos mucho. Hay que tener en cuenta que lo pasan realmente mal, por ello, es importante abordar este tema con mucho cuidado.

Celos entre hermanos, ¿cómo los podemos definir?

Los celos, son un estado afectivo caracterizado por el miedo a perder o ver reducidos el cariño y la atención de alguien querido. El sentimiento de temor va acompañado de sentimientos de envidia o resentimiento hacia el rival que se supone que prefiere la persona amada.

Los niños que sienten celos perciben la realidad de manera distorsionada. Pueden considerar que están siendo menos queridos que antes. Además, ponen la atención en las conductas que los papas hacen hacía su hermano recordando situaciones que les producen angustia.

celos entre hermanos

Para que se den los celos primero tiene que darse una relación de apego del niño hacia el cuidador. el niño además debe haber creado unas expectativas sobre los cuidados que espera. El punto álgido de los celos esta entre los 2 y los 4 años. Época que a su vez también es complicada porque es dónde se dan más las rabietas.

Síntomas de los celos entre hermanos

A continuación te dejamos algunos de los síntomas más recurrente de celos entre hermanos:

  • Se muestra agresivo o irritable.
  • Muestra retrocesos, en cosas que ya sabia hacer quiere que le ayudemos o que se las hagamos nosotros. Por ejemplo, se vuelve a hacer pis o caca cuando ya lo había controlado.
  • Habla más infantil imitando el lenguaje del hermano pequeño, repetición de palabras y tartamudeo.
  • Pueden aparecer algunos síntomas físicos relacionados con la ansiedad, como eczemas.
  • Esta apático o indiferente, no juega o no le interesan las cosas que le interesaban antes.
  • Llora frecuentemente y sin motivo aparente.
  • Responde con un» No» a propuestas que antes aceptaba con facilidad.
  • Pega a su hermano, a sus padres o compañeros de clase.
  • Muestra cambios de apetito y sueño irregular.

Además de estos síntomas, normalmente los niños que están sufriendo celos buscan pruebas de afecto exageradas. Estas pruebas pueden resultar extrañas para los padres pero deben ser consideradas como un síntoma más del malestar que el niño esta viviendo.

Algunos padres cantan victoria cuando el niño nace y el mayor no muestra celos. Sin embargo, muchas veces los celos comienzan cuando el bebé empieza a hacer más monerías.

Los celos del hermano pequeño hacia el mayor

Normalmente se consideran los celos del hermano mayor al hermano pequeño. Sin embargo, nos encontramos muchos casos en que la situación es a la inversa. El hermano pequeño muestran celos y envidia hacia su hermano mayor.

Realmente el primer hijo ha podido contar con un espacio de tiempo donde sus padres fueron exclusivamente para él. Cuando el pequeño entiende lo que eso significa pueden sentir envidia y buscará tener una situación similar.

celos entre hermanos

Pueden darse en cualquier dirección y en cualquier momento evolutivo. En ocasiones, cuando uno de los dos hermanos presenta una enfermedad o alguna dificultad suele obtener más cuidados y atenciones, causando mucho malestar en el hermano «sano», ya sea el mayor o el pequeño.

7 estrategias para gestionar los celos entre hermanos

Aunque los padres hagan todo muy bien, los celos se pueden mostrar igualmente. A continuación te dejamos algunas claves para enfrentarte a los celos y poder aprender de los conflictos.

– Pierde el miedo a los celos

Los celos entre hermanos es un síntoma muy normal. La llegada de un nuevo hermano es un cambio gigantesco para un niño y los celos pueden ser el mecanismos que les ayude a adaptarse.

-Durante el embarazo háblale del bebé

Que tu hijo pueda acompañarte en el seguimiento del embarazo. Si hay que hacer cambios en casa antes de la llegada del bebe sería conveniente que él pudiera dar su opinión y que los cambios se vayan haciendo poco a poco.

– Acepta que el niño está mal y ayúdale a describir sus emociones

Ayuda a ponerle palabras a lo que le esta ocurriendo «Cariño estás celoso y enfadado, porque ahora puedo pasar menos tiempo contigo, paso mucho tiempo con tu hermano porque es muy pequeño» . Yo te quiero mucho y siempre seré tu mamá o papá.

– Ayúdale a entender la ambivalencia entre querer y odiar

Que un hermano sienta celos no significa que no le quiera muchísimo y puede sentir conflicto entre esas dos emociones. Es importante darle espacio a que pueda vivir ambas desde la calma, y ayudarle a gestionar las rabietas si las tiene.

– Ante los retrocesos, empatiza en vez de enfadarte

Es de vital importancia, tener conciencia de lo que le pasa no minimizarlo. Si lo está pasando mal y necesita que estemos más por él podemos acompañarle, y también buscar espacios en exclusiva para el hermano que tiene celos.

– Presta atención a las conductas positivas

Es interesante que puedas señalar las ventajas de ser el hermano mayor. Remarcar las cosas positivas que se están dando entre hermanos. También cuando hay actitudes de compartir, de cariño y afecto se pueden señalar en positivo.

celos entre hermanos

– Da momentos de exclusividad a cada uno de los hijos

Darles un momento de intimidad con su padre y con su madre donde se sienta visto y escuchado. Intentar que los hijos tengan las mismas posibilidades, pero no es necesario que les tratemos a todos por igual. Tratar a cada hermano de manera individual en función de las características y necesidades que tienen.

Los niños necesitan saber que les está ocurriendo

Los celos entre hermanos como hemos visto son un síntoma muy normal, que ayuda a los niños a aceptar la nueva situación. Sin embargo, los niños pueden sufrir mucho al no entender lo que les está pasando. Saben que quieren a su hermano, pero a veces, desearían que no hubiera nacido.

Como padres podemos ayudar a nuestros hijos a entender sus sentimientos, a conocerse mejor y controlar sus reacciones. Darles la seguridad de que son amados, vistos, escuchados y que defendemos su individualidad.

Una situación de celos entre hermanos puede ser aprovechada para explicar a nuestro hijo lo especial que es, y que ocupa un lugar muy importante en el corazón de sus padres. Asimismo, debemos incentivarle a que busque su propio lugar dentro y fuera de la familia.

Si necesitas que te ayudemos a gestionar algún conflicto familiar no dudes en contactar con el equipo de Psicoemocionat.

2 comentarios en “Celos entre hermanos, qué son y cómo gestionarlos”

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"