Aprendiendo a estar solo: ¿cómo estar solo y sentirme bien?

Cómo estar solo
Índice

¿Cómo sentirse bien solo? Esta es una pregunta frecuente en terapia que revela la angustia que viven muchas personas que se enfrentan a la soledad, física y subjetiva. Es esta misma angustia es la que empuja a las personas a preferir estar mal acompañadas, incluso pese al refrán. La soledad incómoda puede presentarse al quedarse sin compañía en casa, tras la pérdida de un ser querido, quedarse sin pareja, ante la simple idea de envejecer sin compañía e incluso estando rodeado de personas. ¿Podemos disfrutar de la soledad? Pues claro que sí, y hoy vamos a hablar de ellos en esta pequeña guía titulada: aprendiendo a estar solo.

Entendiendo la soledad incómoda

Hay que diferenciar entre la soledad física y la emocional, ambas pueden ser incómodas, pero son diferentes.

La soledad física hace referencia a las situaciones en las que estamos exentos de compañía, ya sea de otros seres vivos o de personas en concreto. La mayoría de veces padecemos de este tipo de soledad incómoda sin darnos cuenta y tratamos de evitarla forzando la compañía; ocupamos nuestra agenda y nuestra actividad diaria de muchas cosas para no tener que quedarnos lejos de las personas o para no sentir ese sentimiento de soledad.

La soledad emocional, por otro lado, se puede manifestar mientras estás en el centro de la ciudad rodeado de gente, es una vivencia interior, filosófica y profunda. Es básicamente estar acompañado y sentirse solo.

La soledad incómoda normalmente nos está advirtiendo de algo que dejamos de lado o que no queremos enfrentar.

Los orígenes de la soledad incómoda

¿Qué es lo que tanto incomoda de la soledad? Pueden ser muchas cosas. Por lo general este tipo de sensación de angustia, ansiedad, perturbación o inquietud ante la soledad refleja una incapacidad para profundizar y escucharse a sí mismos.

Cuando las personas huyen de traumas o tienen experiencias particularmente traumáticas sin resolver, suelen rehuir de su eco interno y rechazan el contacto consigo mismos.

Este es un mensaje de aviso que trata de orientar al individuo de que hay elementos concretos en el trato con las personas que nos están anestesiando de un dolor interpersonal no resuelto.

Existen por supuesto otras muchas razones como un abandono reciente, la muerte de un familiar, la formación de relaciones dependientes que generan angustia en la separación, traumas tempranos de abandono, falta de seguridad en sí mismos para resolver eventualidades, incapacidad para establecer contacto emocional con otros, patologías, etc.

La soledad que apetece: ¿Se puede estar bien con la soledad?

La soledad no es mala por sí misma. De hecho, hay un tipo de soledad saludable asociada a la individualidad de cada ser humano y es necesario poder conectar con ella, de manera íntegra, para desarrollar madurez emocional a largo plazo.

Este tipo de soledad “apetecible” o sana no es el deseo de estar solo per se, ni de rehuir de otras personas, sino la capacidad de disfrutar de uno mismo durante los periodos en donde no hay contacto con otros. Esta convive y se alterna perfectamente con la compañía en un ciclo armonioso. Es saber estar solo y disfrutar de la soledad.

La soledad sana te permite conectar a un nivel profundo e íntimo contigo mismo, tomar distancia, pensar, observar y reflexionar sobre nosotros y sobre nuestra vida.

Hay una salida. Se puede estar bien con la soledad, convivir y aprender mucho de ella, sin caer en la dependencia o en patrones poco sanos. Si podemos gozar de la soledad, luego será mucho más fácil disfrutar también de la compañía. 

Podemos buscar momentos del día, íntimos, para hacer un paréntesis dedicado a nosotros mismos, que nos permita darnos cuenta de la vida que llevamos, de qué necesitamos, de qué cosas queremos y qué cosas estamos evitando o rechazando sin darnos cuenta.

Reconciliarse con la soledad: ¿Cómo estar solo y sentirse bien?

Muchas veces, las personas que sufren de soledad se sienten incomprendidas, aisladas del mundo y cargadas de un estado constante de asfixia emocional, aburrimiento, ansiedad y desconsuelo.

Todas estas emociones dolorosas solo están tratando de avisarnos de algo. La soledad es un viaje sin vuelta atrás, de confrontación con nosotros mismos.

Hay que tener en cuenta que no todo el mundo puede abordar el tema de la soledad por su cuenta y es importante saber que es completamente válido e incluso necesario ir con un profesional en caso de que el proceso emocional se vuelve abrumador, para que esté de acompañamiento.

También hay técnicas que puedes aplicar por tu cuenta. Cuando estés solo o sola, hazte preguntas concretas que te permitan profundizar en tus sentimientos:

  • ¿Por qué no me siento bien estando sola? / ¿Por qué no me siento bien estando solo?
  • ¿Qué emoción estoy sintiendo en este momento?
  • ¿Siento que estoy solo en la vida?
  • ¿Me sentiría mejor acompañado/a con una persona cualquiera?
  • ¿Quién me gustaría que estuviera aquí justo ahora?
  • ¿Desde cuándo me siento de esta manera?
  • ¿Esto me pasa todo el tiempo?
  • ¿Estoy intentando escapar de algo?
  • ¿Qué es eso que quiero ocultar o que no deseo enfrentar?
  • ¿Necesito o anhelo algo que no tengo?

Estas pueden parecer preguntas concretas y absurdamente subjetivas, lógicamente tampoco sacarán la respuesta a la luz como por arte de magia, pero sí te ayudarán a establecer un punto de partida.

Divagar en soledad es un arma poderosa para entenderse a uno mismo y para lidiar con ciertos entes del subconsciente que pueden ser la fuente del malestar.

Al estar solo podemos conectar a un nivel más profundo con nosotros mismos y es cuando afloran todo eso que estamos evitando enfrentar. Si quieres hacer una introspección más profunda, toma un diario de sentimientos y escribe en él lo que quieras.

Lo ideal es que te centres en tus emociones, sentimientos y pensamientos recurrentes. Todo lo que te venga a la mente, por más insignificante que parezca, puede ser el hilo conductor del que tirar para desenmarañar todo un complejo mundo interior.

Practica la introspección controlada y habla más contigo mismo. Establece diálogos extensos e intenta explicarte tus propias situaciones. Visualizar a personas concretas con las que sientas confianza y seguridad también ayuda.

En otras palabras, la soledad incómoda se irá cuando puedas sacar a la luz consciente aquello que en realidad te causa angustia, que se oculta en nuestra psique y que usualmente no es la soledad en sí misma. De esta manera empezarás a sentirte bien solo.

Si la voz en tu mente en los momentos de soledad e introspección se vuelve hostil, agresiva, irascible o notas que las emociones a las que te enfrentas son de profunda tristeza, es probable que sea hora de pedir ayuda.

Está bien que una persona no sepa cómo aprender a estar sola por su cuenta y para ello están los profesionales.

La soledad nos hace pensar en los pequeños vínculos, el tipo de vida que llevamos, nuestros proyectos, y frustraciones. Representa una ocasión para profundizar, ver los puntos débiles de cada uno y los recursos que disponemos. Si buscamos vivir y conocernos de manera profunda, necesitamos reconciliarnos con nuestro sentimiento de soledad, comunicarnos con ella, sin huir ni escapar con pensamientos o distracciones.

Diario emocional Psicoemocionat
¡No te vayas sin tu regalo!
"MI DIARIO EMOCIONAL"

Suscríbete y recibe nuestro diario emocional gratuit0 en tu email

Tus datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat, EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones y servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@psicoemocionat.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra política de privacidad..

logo clínica psicoemocionat

RELLENA EL FORMULARIO PARA RESERVAR TU CITA

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto»

¡No te vayas sin tu regalo!

"MI DIARIO EMOCIONAL"

Diario emocional Psicoemocionat

Suscríbete y recibe nuestro diario emocional gratuito en tu email

Tus datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat, EMOCIONES SENTIDAS, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones y servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@psicoemocionat.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra política de privacidad..