Aprender a ser asertivo

Compartir Artículo

La asertividad es una actitud que nos permite ser nosotros mismos respetando nuestras decisiones y valores personales. Todos los seres humanos tenemos el derecho a expresar nuestras opiniones, a hacer peticiones y a decir que “no”. El comportamiento asertivo se basa en respetar nuestra propias convicciones, sin pretender imponerlas a los otros. El problema es que normalmente ponemos las necesidades de las otras personas, por encima de las nuestras. Y en vez de escucharnos, buscamos complacer a los demás primero, y por tanto, dejamos de lado nuestro comportamiento asertivo y usamos una actitud pasiva o agresiva. Como resultado de no expresarnos con claridad nos frustramos.

¿Cómo puedo ser asertivo? ¿Cómo expresarme con franqueza sin herir a los demás?

He aquí una mala noticia. Que los demás se sientan heridos no depende de nosotros. Ahora bien, podemos poner la intención en respetarnos a nosotros y a los demás.

A menudo confundimos asertividad con agresividad. Asertividad no es “vomitar” todo lo que “siento” sin filtro alguno. Tampoco es estar pendiente de no ofender al otro.

Entonces…

¿Qué significa asertividad? Es la capacidad de expresar con claridad lo que pensamos y sentimos sin agredir a los demás. Respetando nuestros derechos fundamentales.

Para que pongamos en práctica la actitud asertiva es fundamental que usemos la escucha activa. Tan importante va a ser transmitir la información como saber escuchar para recogerla.

En la escucha activa vamos a:

  • No juzgar
  • No interrumpir a quien habla
  • No rechazar lo que la otra persona está diciendo
  • Evitar el “yo sé más que tú”
  • Cuando la persona termina de hablar, parafrasear lo que ha dicho, con tus palabras para que la persona sienta que la has entendido.

¿Qué me impide ser asertivo?

Creencias erróneas que nos bloquean y nos limitan nuestra vida.

Por ejemplo:

  • Pensar que no tengo derecho a decir que NO
  • Debo ser admirado por todo el mundo
  • Debo ser perfecto y no cometer errores
  • No debo decir nada negativo de los demás
  • Pensar que es más fácil evitar que hacer frente a los problemas

¿Qué es lo contrario de ser asertivo?

La actitud Agresiva

Un comportamiento agresivo es la expresión máxima de la rabia. Aquel donde expresamos nuestros pensamientos, sentimientos y creencias de forma hostil y dominante. Violando y transgrediendo los derechos de los demás. Si estamos con un comportamiento agresivo, en ese momento, nos podemos sentir superiores al resto de la gente. Pensar que somos más importantes y que tenemos el derecho a imponer nuestras opiniones a los demás.

No realizamos una escucha activa, por el contrario, juzgamos, criticamos e interrumpimos a los demás. Puede ser que incluso humillemos o machaquemos por miedo a que nos ataquen. “No hay mejor defensa que un buen ataque”.

También podemos comportarnos de forma pasivo-agresiva. Es decir, que somos agresivos pero sin que se note mucho. Utilizamos la ironía, el cinismo o las indirectas para expresar nuestros derechos.

Ventajas de la conducta agresiva ( o qué obtenemos de beneficio)

Nadie se mete con nosotros porque inspiramos miedo a los demás.

Desventajas de la conducta agresiva

Alejamos a los demás de nosotros y creamos resentimiento a nuestro alrededor. Por tanto, se confirman nuestros temores y cada vez que nos relacionamos con alguien, nos decepcionamos y frustramos.

La actitud pasiva

Cuando nos comportamos de forma pasiva vamos a tender a evitar los conflictos.

Permitimos que otros pisoteen nuestros derechos. Actuamos para generar los mínimos conflictos posibles. Sentimos que nuestros derechos no cuentan, incluso podemos notar que somos inferiores a los demás. O ver a los demás muy por encima de nosotros.

Ventajas de la actitud pasiva ( o qué obtenemos de beneficio)

No percibimos rechazo por parte de los demás, o si lo hay, es mínimo.

Desventajas de la actitud pasiva: Las otras personas se pueden aprovechar de nosotros. Esto genera rabia y frustración constante.

La actitud asertiva

Por último, y en el punto medio entre la actitud pasiva y agresiva, encontramos el comportamiento asertivo.

La asertividad consiste en expresar nuestros pensamientos, sentimientos y creencias de forma directa, sin violar los derechos de los demás. En este caso, me siento igual que los demás. Ni inferior ni superior.

¿Para qué nos sirve la asertividad?

  • Expresar sentimientos
  • Dar y recibir cumplidos
  • Expresar amor y afecto
  • Iniciar y mantener conversaciones
  • Expresar enfado y descontento
  • Autoafirmarse
  • Expresar derechos legítimos
  • Decir “NO”
  • Expresar opiniones personales
  • Mejorar la autoestima
  • Tomar decisiones propias

¿Cómo practicar la asertividad?

 1.Utiliza los mensajes yo

Cuando tu…. yo me siento… porque…. te pido por favor que……

EJEMPLO 1 Cuando tu alzas la voz yo me siento tensa, te pido por favor que me hables con más tranquilidad,

EJEMPLO 2 Cuando tu me dices que soy mala persona, yo me siento enfadada porque me duelen tus palabras. Te pido por favor que digas qué es lo que te molesta de mi comportamiento, en vez de atacar mi manera de ser.

  2. Entrenarse a dirigir la palabra a personas desconocidas

Por ejemplo, esperando el autobús, en la cafetería, en un ascensor, en la cola del supermecado.

  3. Entrenarse en decir que “NO”

Prueba de decir que no cuando te ofrezcan algo por la calle, cuando cojas el teléfono y te ofrezcan una promoción, cuando te encuentres con un compañero y te pide que le cambies el turno. A medida que te sientas cómodo con estas negativas ve aumentando la dificultad.

4. Prueba a empezar a hacer peticiones.

Pide que te cambien un plato que no estaba a tu gusto, pide la hora por la calle, pide que te cedan el paso en un transporte público….

«La diferencia básica entre ser asertivo y ser agresivo es la forma en que nuestras palabras y comportamientos afectan a los derechos de los demás.» (Sharon Anthony Bower).

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"