Aprende a gestionar las situaciones inesperadas sin paralizarte

Compartir Artículo

Es muy importante que aprendas a gestionar las situaciones inesperadas sin paralizarte.Una llamada, una ruptura, un despido, una mala noticia, son algunas de las situaciones inesperadas que quizá puedes experimentar, alguna vez, al largo de tu vida.

El hecho de vivir un evento no esperado, puede producirte un bloqueo en tu vida y que sientas que no tienes estrategias para hacer frente a la situación inesperada.

Quizá eres de las personas a que les es fácil hacer frente y adaptarse a nuevas situaciones pero la verdad es que a muchas personas, les genera mucho miedo y ansiedad.

Tu cuerpo entra en estado de alerta cuando recibe una notícia inesperada

Una situación inesperada puede ser como una ola intensa y abrumadora, en la que resulta difícil mantenerse en un estado de serenidad y calma. Esta ola, mueve muchas emociones y puede generar malestar emocional: miedo, rabia, tristeza, impotencia, sentimientos de vulnerabilidad, entre otras muchas.

El cuerpo entra en un estado de alerta generando pensamientos de preocupación e incertidumbre. Como consecuencia, tus pensamientos se vuelven repetitivos e incluso obsesivos en referencia a la nueva situación. Por ejemplo, no paras de darle vueltas al mismo tema y te es difícil salir de ahí.

Este estado de alerta, también te va producir efectos a nivel emocional y corporal. Ansiedad, sensación de bloqueo y parálisis son algunas de las repercusiones a nivel emocional. Por otro lado, a nivel corporal es posible que experimentes sensaciones de tensión (dolor de cabeza, espalda, etc.), dificultades para dormir o incluso otras dolencias como dolor de barriga.

Estrategias para aprender a gestionar las situaciones inesperadas

A continuación puedes leer 5 estrategias que te van ayudar a hacer frente a éstas situaciones inesperadas. Para ello es importante que puedas poner en práctica la mayoría de estas estrategias, pues la suma de ellas son las que te van a permitir gestionar la nueva situación sin paralizarte:

  • Expresar tus emociones: es muy importante que ante una situación inesperada, te permitas sentir y expresar tus emociones, esto te ayudará a canalizar la situación y no sentirte atrapada/o  en ella. Todas las emociones son válidas: miedo, rabia, tristeza y como también el sentimiento de vulnerabilidad.
  • No dar una respuesta automática: quizá sientas la obligación (interna o externa) de responder inmediatamente ante la situación inesperada, esto solo te va añadir presión y malestar emocional. Por este motivo, es importante que te des permiso interno para tomar tiempo para asentar la nueva situación y saber cómo quieres actuar. No por ello seras menos fuerte o valiente.
  • Frenar los pensamientos: Tal y como has leído, es normal que la frecuencia de tus pensamientos aumenten y entres en bucle. Cuando lo detectes, es importante que desvíes tu atención. Te aconsejo que cambies de habitación y hagas una actividad diferente, pues es más efectivo que decirte: “no quiero pensar en …”.
  • No controlar: ante una situación inesperada, es normal que sientas la necesidad de intentar controlarlo todo. Sin embargo, puede  ser frustrante ya que es imposible llegar a predecir todo lo que puede conllevar esta nueva situación. Por este motivo, es importante que destines tu energía a cuidar de tus emociones y a movilizar tus recursos.
  • Resiliencia: hablando de movilizar recursos, te propongo que te acuerdes de recursos, habilidades y cualidades internas que te ayudaron a gestionar otras situaciones inesperadas de tu vida. Pon en práctica estos recursos y adáptalos a la situación actual.

Afronta con consciencia plena lo inesperado

Otra cosa que te va a ayudar a gestionar las situaciones inesperadas es tolerar la incertidumbre. Es importante que aprendas a convivir con ella, pues te va a permitir mirar a tu futuro con más serenidad. Cuanto más consciencia le pongas al momento justo de recibir la noticía inesperada, mejor, pues podrás entrenar a tu cuerpo a no quedarse paralizado tan facilmente. 

Recuerda por tanto, la importancia de expresar tus emociones, frenar tus pensamientos y poner en práctica tus recursos internos para salir de las situaciones más inesperadas. De esta forma podrás reaccionar con rapidez, y actuar con soltura. 

Si crees que te desbordas emocionalmente ante una situación inesperada o quieres ganar más estrategias y recursos para hacerles frente, te animo a contactar con nuestro equipo y poder trabajar en ello.

Deja un comentario

Sus datos personales se incorporarán a los tratamientos de Adriana Reyes Zendrera, con la finalidad de atender su solicitud de información, gestionar las citas y remitirle información acerca del servicio prestado u otros que puedan resultar de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info.psicoemocionat@gmail.com. Para más información, puede consultar nuestra política de privacidad, la cual declara haber leído y acepto"