Skip to content Skip to navigation

Blog Psicoemocionat

¿Eres un camaléon social? Te cuesta mostrarte tal y cómo eres por miedo al rechazo? A muchas personas nos cuesta ser auténticos, mostrarnos tal como somos. Por miedo a lo que dirán, miedo a que no te quieran, miedo a defraudar, miedo a no encajar, miedo a no destacar y tantos otros. Es más fácil aparentar, fingir que somos alguien que no somos para que nos quieran. Así de fácil y así de complejo. El problema de ponernos una máscara ..

Jugar al papel de víctima corresponde a un rol muy antiguo aprendido a nivel cultural. Está bien visto socialmente, incluso comprendido. El sufrimiento es premiado y aceptado a nivel social. El esfuerzo entendido incluso como sufrimiento para conseguir lo que uno quiere está a la orden del día. Pero en realidad son cosas diferentes. Cuando nos ponemos en “formato” víctima sufrimos por diferentes razones y variadas: Necesidades no satisfe..

Algunos lo llaman el “Sindrome de Wendy”, otros “ la necesidad de quedar bien” sea como sea, complacer está bien visto. O al menos lo estaba. Ser servicial, estar disponible 24h al día para los demás, ser buen amigo, y complaciente está de moda. Es mucho mejor que ser egoísta ¿o no? ¿Qué nos empuja a complacer a los demás? ¿Para qué realizamos semejante cosa? Woody Allen decía: “No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”.

Cuando nos sentimos celosos nos explicamos historias de las vidas de la gente y nos comparamos con los demás. En un momento, nos convertimos en cuenta cuentos de lo maravillosas que son las vidas de los otros, en detrimento de nuestra vida que generalmente podemos identificar como mediocre o "del montón". ¿Son los celos una emoción innata? ¿De qué se alimentan los celos? ¿Los hemos de erradicar de nuestra vida? O por el contrario, ¿son emociones que hemos de abrazar?

27/04/2015
Hay momentos en que teñimos nuestras vidas con un toque "dramático". Hay personas que por su carácter y su manera de hacer, lo suelen hacer más, y otras personas que lo suelen hacer menos. Pero todos en algún momento dado, hemos sentido, o vamos a sentir nuestro propio "drama". Como si se acabara el mundo, cuando nos pasan ciertas cosas. Por ejemplo, "Se me lleva el coche la grúa, y ya pienso en la mala suerte que tengo porque me han quita..