fbpx Blog Psicoemocionat | Psicoemocionat Skip to content Skip to navigation

Blog Psicoemocionat

A medida que nos vamos haciendo mayores vamos vistiéndonos de corazas emocionales que recubren nuestro cuerpo a nivel físico y emocional. Las corazas nos sirven, muchas veces de manera inconsciente, para protegernos del dolor que nos produce pasar por ciertas experiencias a lo largo de la vida . Estas corazas se van convirtiendo en verdaderas murallas o armaduras que nos ayudan a “sobrevivir en piloto automático” sin sentir gran cosa. Cuan..

Estos días, me hago eco de las noticias, me siento sacudida con el accidente aéreo de Germanwings que salió de Barcelona y nunca llegó a su destino. Esto es solo una prueba más de la fragilidad de nuestra vida. Y eso me hace plantearme si realmente somos conscientes de ello. ¿Sólo cuándo nos toca de cerca nos sacudimos? pero, ¿y las miles de muertes que ocurren al día, y de las que nadie habla?   

Todos quien más y quien menos, hemos tenido heridas de infancia, cosas que nos hubieran gustado que fueran un poco diferentes, y no lo fueron con nuestros padres o nuestras figuras de apego. Si estas heridas emocionales no las hemos revisado, quedan mal cicatrizadas, y se infectan. Hay una tirita puesta en la herida, pero en realidad no está cerrada, y cada vez que de adultos nos toca vivir emociones parecidas a las de esa herida, vamos a volve..

La verdadera valentía para mí, no tiene que ver con "dejar de sentir miedo" ni con resistir y aguantar. Para mí, aquél que es valiente de verdad, es quien puede permitirse, que el miedo le acompañe, y puede entrar en contacto con su vulnerabilidad. Mostrarnos frágiles, blandos, no es un signo de debilidad sino de fortaleza interior. Cuando podemos de verdad, aceptar que tenemos miedo, y que no podemos con todo, es cuando honramos a esa part..

"El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene" decía Blaise Pascal. ¿No es este un tema que nos toca a todos de alguna manera? Cuando parece que las cosas no van muy bien, la rutina nos acecha o hemos entrado en un ritmo de vida en el que los problemas y dificultades nos acorralan, nos damos cuenta que necesitamos recuperar de nuevo la ilusión.Todos hemos pasado por algún bache en nuestra vida que nos ha hecho, querer recuperar esa "chispa" por las cosas. Sigue leyendo.....