fbpx Blog Psicoemocionat | Psicoemocionat Skip to content Skip to navigation

Blog Psicoemocionat

¿Realmente quieres ser libre? ¿Qué es lo que te impide serlo? Principalmente, tú. Ser libre implica asumir todas las partes de uno mismo y de nuestro deseo. Viktor Frankl definía la libertad como: “la posibilidad del hombre de ser auto-consciente y elegir la respuesta por sí mismo ante su situación”. Si bien el hombre debe enfrentarse a diferentes condicionamientos, ser libre implica hacer frente y dar una respuesta frente a ellos. ¿..

Conectarse con la vida tal y como es, poder abrazar todo lo que viene sin querer cambiar nuestras vivencias y nuestras experiencias vitales. Disfrutar del camino en vez de querer alcanzar metas imposibles. Tomar consciencia de nuestras emociones,  nuestros pensamientos y nuestras zonas oscuras. Todo lo que vivimos nos ayuda avanzar en nuestro camino de vida. Todo es un aprendizaje. Porque a través de nuestras historias podemos crecer emocionalm..

27/04/2015
Hay momentos en que teñimos nuestras vidas con un toque "dramático". Hay personas que por su carácter y su manera de hacer, lo suelen hacer más, y otras personas que lo suelen hacer menos. Pero todos en algún momento dado, hemos sentido, o vamos a sentir nuestro propio "drama". Como si se acabara el mundo, cuando nos pasan ciertas cosas. Por ejemplo, "Se me lleva el coche la grúa, y ya pienso en la mala suerte que tengo porque me han quita..

A nivel social nos educan en el “hacerlo bien”, en la exigencia, en la perfección.No está permitido ser imperfectos, equivocarse, meter la pata, y fallar. Está mal visto, como si fuera un fracaso o un pecado, equivocarte en tu día a día. Sin quererlo, nos abocamos hacia el éxito, y cuando fracasamos ¡qué frustración! Ya no somos buenos, no somos suficientes, no somos válidos. ¿Os suena este discurso? El miedo a equivocarnos es alg..

Todos quien más y quien menos, hemos tenido heridas de infancia, cosas que nos hubieran gustado que fueran un poco diferentes, y no lo fueron con nuestros padres o nuestras figuras de apego. Si estas heridas emocionales no las hemos revisado, quedan mal cicatrizadas, y se infectan. Hay una tirita puesta en la herida, pero en realidad no está cerrada, y cada vez que de adultos nos toca vivir emociones parecidas a las de esa herida, vamos a volve..