fbpx Blog Psicoemocionat | Psicoemocionat Skip to content Skip to navigation

Blog Psicoemocionat

Aún hoy en día, llorar no está muy bien visto pese a todos los avances que hemos hecho como sociedad para visibilizar las emociones. Aún hay personas que asocian el llorar con una debilidad que normalmente se quiere cortar rápidamente. Por ejemplo, frases cómo: ¡No llores, que no pasa nada! ¡Tienes que estar agradecido por lo que tienes! ¡No llores que te pones feo si lloras! Estas expresiones siguen estando por desgracia vigentes tanto ..

 Muchas veces cuando estamos tristes decimos que estamos deprimidos. Hay una confusión de términos que a veces se utilizan como sinónimos, cuando en realidad no lo son. ¿Cuáles son las diferencias entre tristeza y depresión? Podemos estar tristes y deprimidos, solamente tristes o incluso solo deprimidos sin que la tristeza aparezca por ningún lado. Sea como sea, lo que nos ayuda es, poder sentir la tristeza y expresarla para poder acepta..

Jugar al papel de víctima corresponde a un rol muy antiguo aprendido a nivel cultural. Está bien visto socialmente, incluso comprendido. El sufrimiento es premiado y aceptado a nivel social. El esfuerzo entendido incluso como sufrimiento para conseguir lo que uno quiere está a la orden del día. Pero en realidad son cosas diferentes. Cuando nos ponemos en “formato” víctima sufrimos por diferentes razones y variadas: Necesidades no satisfe..

Hoy en día nadie se escapa de experimentar sus emociones. Ya sea por exceso o por defecto todos convivimos con nuestras emociones lo queramos o no. Es ahí, donde pueden surgir diferentes dificultades emocionales. Poder identificar y poner nombre a éstos problemas emocionales es un primer paso vital para luego tomar consciencia, empezar a aceptarlas y finalmente reaprender a gestionar nuestras emociones. Si no ponemos solución a estas dificult..

No hay una forma correcta de enfrentarse al duelo, pero sabemos que es un camino, un proceso que supone en algún momento enfrentarse al dolor de la pérdida, conectar con todas nuestras emociones (enfado, tristeza, culpa...) y dejar que fluyan. Una vez nos damos permiso para sentir nuestras emociones, y las hemos dejado fluir, es mucho más fácil perdonarnos a nosotros mismos y recordar a nuestros seres queridos con amor y cariño.     Mirar..