fbpx Blog Psicología emocional -Artículos de psicología- Psicoemocionat Skip to content Skip to navigation

Autoexigencia o autotortura.Aprender a gestionar la exigencia.


Autoexigencia o autotortura.Aprender a gestionar la exigencia.

La autoexigencia está presente las mentes de millones de personas cada día. Frases cómo: - “No te equivoques”, “Deberías haberlo hecho mejor”,“Tendrías que haber quedado el primero”,”Tú resiste”, “Puedes hacerlo solo, no necesitas a nadie”, “No pidas ayuda, piensa en el otro” “Tus necesidades ahora no importan, las obligaciones van primero”.

Este tipo de ideas ocupan la cabeza de millones de personas durante todo el día. Aunque de manera habitual mucha gente considera estas frases como positivas, en realidad no lo son del todo. Se trata de una de las formas de autotortura mental más sutil existente en la actualidad.Son mandatos sociales o familiares que en vez de ayudarnos nos limitan. 

 

¿Qué tal te has sentido al leer estas frases?

Imagino que puedes haber sentido tensión, o a lo mejor las has visto como algo natural o incluso las has sentido como frases positivas que te ayudan a seguir adelante y conseguir tus objetivos. Vamos a analizar qué es la autoxigencia y cómo abordarla.

 

¿Eres una persona autoexigente?

 

Las personas autoexigentes suelen ser muy perfeccionistas, de manera que, en muchas ocasiones llegan a ser obsesivas. No son capaces de dar por finalizada una tarea y siempre encuentran cosas a mejorar.

 

Nunca consiguen sentirse satisfechos con sus logros o capacidades. A pesar de que para los que les rodean pueden ser los mejores, las personas autoexigentes piensan que no son lo suficientemente buenos. Este sentimiento les conduce irremediablemente a una sensación de vacío existencial que tratan de cubrir con más y más exigencias. Perpetuando así el ciclo de la autoexigencia.

autoexigencia chica

Constantemente viven con un miedo enorme al fracaso, como por ejemplo, a elegir mal la carrera, a equivocarse al tomar una decisión vital o a quedar mal con alguien. Debido a esta carga constante, son personas que presentan una gran dificultad para disfrutar de la vida en general, sentir placer y suelen vivir con una insatisfacción permanente.

 

¿Cómo ser una persona autoexigente?

 

En general, la clave para ser un buen autoexigente es tratar de cubrir las necesidades de los otros antes de cubrir tus necesidades auténticas. Cuando hablamos de necesidades de otros pueden ser actuales pero también pasadas.

 

La autoexigencia se inicia en la infancia como forma de adaptación a un contexto hostil”

 

Por ejemplo, una niña con una madre depresiva aprende que no debe dar problemas a los demás y tiene que estar siempre bien para poder ayudar. Durante años intentará seguir estas órdenes para proteger a su madre sin tener en cuenta sus propias necesidades. Esta lucha interna la conducirá a sufrir muchos sentimientos de tensión, estrés y frustración, ya que tendrá que luchar mucho contra sí misma para seguir dichas creencias.

 

 

Algunas formas mentales que puedes utilizar para convertirte en una persona autoexigente son las siguientes.

  • Minimización, quítale valor a tus logros o éxitos. Puedes compararlos con los de otros o con alguna información anterior tuya. “¡Qué mal! He sacado un 9,5 pero mi compañera ha sacado un 10”

  • Justificación, encuentra explicaciones externas que den sentido a tus logros “He conseguido el trabajo, la verdad es que he tenido mucha suerte”

  • Bloqueo, no inicies algo que sabes que puedes fracasar o que va a tener una gran dificultad. Párate ante una demanda exagerada “No puedo, no sé cómo empezar”

autoexigencia

Tips para empezar a reducir la autoexigencia

Si después de lo anterior te das cuenta que la autoexigencia no es lo que quieres para ti, a continuación te dejamos unas claves para comenzar a reducirla.

 

  • Deja atrás el juego de la autotortura, empieza por tomar conciencia. Lo que hasta ahora puede haber parecido una forma de conseguir éxitos es uno de los mecanismos que más sufrimiento te está generando.

  • Aprende a percibir de manera serena tus fracasos y limitaciones. Por suerte para el ser humano no somos máquinas que se dedican a producir en cadena, somos seres complejos que para desarrollarse debemos pasar por el proceso de ensayo-error. Se consciente de que hay muchas cosas que se te pueden dar mal o donde te encuentres limitado, eso no significa que seas peor persona. Es más, esa es la parte que te hace humano.

  • Valora tus fortalezas y oportunidades, aprecia de manera realista tus puntos fuertes, para ello busca en tu naturaleza y en las cosas más sencillas.

  • Escucha tus auténticas necesidades. Las necesidades verdaderas son aquellas que te ayudan a crecer y a desarrollar el verdadero yo. Cuando somos niños identificamos estas necesidades de manera natural pero con el tiempo vamos perdiendo esa capacidad. Observate de manera constante, y ve encontrando en tu día a día cuales son tus verdaderos deseos.

 

autoexigencia

Autocompasión, tolerancia y el amor infinito hacia nosotros mismos

Puedes cambiar el paradigma de la autoexigencia por uno mucho más sano y que te ayude a crecer y a desarrollarte como persona.

Cada uno de nosotros tenemos algo muy especial que ofrecer al mundo. Ponte como cometido encontrar tu “para qué”. Para ello comienza por dejar atrás la autoexigencia y generar modos de comunicarte contigo mismo más compasivos y tolerantes.

"Todos hemos nacido para el amor... Es el principio de nuestra existencia, como también es el fin". -Benjamin Diraeli-

Con el fin de dar la valor a tu existencia, lo más importante es que te quieras y te aprecies tal y cómo eres. Ten esta idea en la cabeza y trata de cuidarte y darte unos buenos tratos como harías con la persona a la que amas.

 

Si leyendo este artículo te das cuenta que quieres hacer un cambio hacia los buenos tratos y el amor hacia ti mismo, estaremos encantadas de poder acompañarte, contacta con nuestro centro. 

 

Publicado: 23/10/2018

Ana García
Psicóloga colegiada 23.344
www.psicoemocionat.com
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Psicoemocionat está bajo una Creative Commons
Si te ha gustado este artículo también te puede interesar: exigencia

Añadir nuevo comentario




 

Psicoemocionat te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat como responsable de esta web.  La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar las solicitudes de contacto y los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dina Hosting (proveedor de hosting de Psicoemocionat) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info.psicoemocionat@gmail.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.