Skip to content Skip to navigation

5 claves para sobrevivir al verano con un adolescente


5 claves para sobrevivir al verano con un adolescente

Acaba el colegio y llega el verano. Sin embargo, lo que parecía que iba a ser un momento para poder descansar y desconectar en familia, se vuelve un absoluto infierno. Muchos padres ven desesperados como sus hijos adolescentes pasan horas en casa sin hacer nada, delante de las pantallas.

Esto genera auténticas tensiones familiares. Cuando ya los niños no tienen edad para ir de colonias pero tampoco para comenzar a trabajar, los padres se encuentran con innumerables problemas de organización y la desesperación se adueña de estos meses.

Algunos adolescentes suelen querer pasar la mayoría de la mañana durmiendo, comer cuando ya está todo preparado y tirarse en el sofá, jugar o estar online durante toda la tarde-noche. Por otro lado, también puede demandar salir todo el día sin control alguno. Si te encuentras en esta situación este artículo te puede interesar.

El vacío emocional cuando el adolescente se queda sin actividades

Durante el curso es normal que muchos adolescentes no tengan más responsabilidades que sus estudios. Es más, durante los exámenes finales muchos padres optan por liberar a sus hijos de cualquier otra carga que pueda distraerles.

A consecuencia de ello, cuando los estudios se acaban los adolescentes se encuentran en una situación de vacío. Es un vacío de actividades pero también un vacío emocional. De un día para otro, se quedan sin estructura ni organización y eso les genera sentimientos de ansiedad y desolación.

Al no saber gestionar estas emociones los adolescentes optan o bien por la apatía y el bloqueo o bien por la agresividad y la oposición a cualquier tipo de norma.Como vemos, los meses de verano o el no hacer nada que tanto desean, se pueden convertir en un gran foco de malestar.

La paciencia de los padres a veces sí tiene límites

Los padres han trabajado durante todo el año, lo que implica gran esfuerzo físico, mental y emocional. Pueden estar cansados e incluso fatigados. Como padre puedes sentirte culpable por no tener la paciencia ni la energía suficiente para sobrellevar el verano.

sobrevivir el verano con un adolescente

Es normal pues, no sólo tienes tus propias preocupaciones, sino que además se le añade la angustia de no saber qué hacer ante un hijo/a que está en modo "rebelde o piloto automático. Es natural que la situación te sobrepase, e incluso que ya te vaya bien no preocuparte en exceso por tu hijo/a. 

Lo primero que te recomendamos es que trates de no dejarte sobrepasar por la exigencia en estos meses.  Busca momentos de descanso para que la situación no te sobrepase a nivel físico, emocional y mental.Además podrás ayudar mejor a tu hijo si estás más tranquilo. 

Un ejercicio práctico para cultivar la paciencia y no explotar

Te dejamos un breve ejercicio que puedes incluir en tu rutina diaria para ser más consciente de tus emociones. 

Respira profundamente durante un minuto. Pon toda tu atención sobre la respiración. Constantemente estás respirando, pero casi siempre lo haces de manera inconsciente. Concéntrate en tu respiración un solo minuto. Esto te ayudará a volver a conectar con tu cuerpo.

Puedes realizar el siguiente ejercicio, toma aire por la nariz de manera lenta y profunda, trata de aspirar el aire desde el abdomen. Mantén la respiración durante unos segundos y a continuación deja salir el aire lentamente por la boca. Repite este circuito varias veces. Puedes utilizar esta respiración en cualquier momento del día ¡notarás los resultados enseguida!

5 claves para sobrevivir al verano con un adolescente

Seguidamente te explicamos las claves para sobrevivir a este verano

  • Un poco de organización y estructura

En las últimas semanas de curso o las primeras del verano se puede implantar un sistema de organización que combine tareas con tiempo libre. Aquí se incluirán todas las tareas que el joven ha de llevar a cabo durante el día a día.

Por ejemplo, ordenar su habitación, preparar la mesa, pasar la aspiradora...La clave es preparar una organización dinámica, donde se vayan intercambiando las tareas entre todos los miembros. Una buena manera de hacerlo es colocando un calendario grande en un sitio visible para todos donde se vean las tareas que hay que hacer y quien debe realizarlas.

sobrevivir el verano con un adolescente

  • Motivación, disfrute y aburrimiento combinados

Tómate un tiempo para conocer lo que le gusta a tu hijo. El verano es un buen momento para que los adolescentes exploren diferentes tipos de actividades. Muestra una actitud abierta y tolerante y ayúdale a explorar. 

A veces no es sencillo encontrar aquellas pasiones que tienen. Pero, es necesario que puedan "aburrirse" y a la vez "activarse". Por ejemplo, si le gusta el agua y el surf, puedes animarle a que se anime a apuntarse a unas clases de surf. Pero también será necesario encontrar espacios para que pueda disfrutar en casa. 

  • Participación con las actividades familiares

 Planificar actividades juntos y llevarlas a cabo. Es importante que se sienta parte de la familia y que es capaz también de colaborar con la dinámica familiar. Puedes ofrecerle que se encargue de buscar los hoteles de las vacaciones, de acompañar a la abuela al médico o de buscar un concierto al que ir en familia. 

A veces, pueden resistirse, pero si le implicas de forma natural en las decisiones familiares más cotidianas, será más fácil que pueda terminar participando más activamente en el día a día. 

  • Trabajo responsable

Es muy positivo que los adolescentes puedan realizar pequeños trabajos durante el verano. Puedes proponer a tu hijo que realice alguna actividad, o algunas prácticas para ir experimentando la importancia de hacerse responsable de su vida.

Por ejemplo,  ayudarte con algún tema del trabajo, que preparé un álbum de fotos, que recolecte todos los libros que se puedan donar o que le de clases a su hermano pequeño. Sería bueno que estos pequeños trabajos fueran remunerados para que él fuera entendiendo la responsabilidad.

  • Tiempo invertido para desarrollarse a sí mismo y fomentar sus habilidades emocionales

El verano es una época muy buena para que ellos mismos puedan conocerse a sí mismos y aprender a gestionar sus emociones. Para ello, puedes ayudar a tu hijo a identificar sus emociones y a plantearse diferentes opciones de respuesta.

Por ejemplo, cuando esté triste, en vez de cortarle la emoción, acompáñalo en ese momento si se deja. O respeta su espacio para que pueda llorar. ç

Un ejercicio para tus hijos para cuando estén saturados 

Asimismo, a continuación te dejamos un ejercicio que podrían hacer ellos mismos. Les servirá tanto para aprender a gestionarse mejor como para descargar su malestar

Resetea tu cabeza. Dedica 15 minutos al día a expresar en un papel todo lo que se te pase por la cabeza. Pon todos los pensamientos que se agolpan en tu mente. No te dejes ninguno, intenta poner todos lo que te lleguen. Poner palabras a las ideas que nos rondan en la cabeza te ayudará a clasificarlas y poder gestionarles. Es como colocar las cajas de un desván, después todo que más organizado y es mucho más fácil acceder a información importante o incluso descubrir tesoros de nuestro interior.

El verano como una oportunidad para conectar con tu hijo/a

En definitiva, en estos meses de verano el malestar de los adolescentes puede incrementar las tensiones en casa y desbordarte como padre. Te recomendamos que te tomes un tiempo para organizar los próximos meses a nivel logístico, emocional y familiar.

Es importante que veamos estos meses como una oportunidad para conocer más a nuestros hijos y poder disfrutar de ellos.. Busca un equilibrio entre la organización, los momentos de ocio, y la tranquilidad. Ofréceles presencia y apoyo emocional lo que necesiten y busca momentos para pasar tiempo juntos.

Nunca es tarde para empezar a gestionar mejor la relación con tu hijo. Si aún así consideras que te cuesta gestionar las tensiones del verano, no dudes en consultarnos. Atenderemos encantadas tus dudas acerca de cómo manejarte con tus hijos. 

 

Publicado: 09/07/2018

Ana García
Psicóloga colegiada 23.344
www.psicoemocionat.com
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Psicoemocionat está bajo una Creative Commons

Añadir nuevo comentario




 

Psicoemocionat te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Psicoemocionat como responsable de esta web.  La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar las solicitudes de contacto y los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dina Hosting (proveedor de hosting de Psicoemocionat) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info.psicoemocionat@gmail.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.