Skip to content Skip to navigation

Reconoce si tienes adicción a las nuevas tecnologías


Reconoce si tienes adicción a las nuevas tecnologías

¿Sabes si sufres de ciberadicción?, ¿Tienes miedo a estar perdiéndote algo?,¿Sientes que tu vida cada día más gira entorno a Internet y tus redes sociales y no sabes cómo evitarlo? Entonces, es posible que sufras de una ciberadicción o adicción a Internet (internet addiction disorder, IAD). Internet y las redes sociales desde su aparición han revolucionado nuestra vida. Están tan presentes en nuestro día a día que las asumimos con total naturalidad.

Su uso se ha convertido en una herramienta útil para la búsqueda activa de empleo, estar en contacto con nuestros amigos y familiares o permitirnos una comunicación y acceso rápido a la información, pero ¿estas haciendo un uso responsable y saludable de las mismas?

 

¿Qué es la ciberadicción o la adicción a las tecnologías?

 

Si por el contrario para ti Internet y las redes sociales se han convertido en una necesidad imperiosa en tu vida que te controla, esclaviza y deviene en que tú, tus hijos o las personas de tu entorno más próximo hacen un uso desmedido y excesivo de las mismas llegando a afectar significativamente en los distintos ámbitos de vuestra rutina diaria entonces es un indicador de ciberadicción.

 

adicción a internet

 

La ciberadicción, por tanto, se refiere al uso abusivo de Internet, a través de diversos dispositivos: ordenadores, teléfonos, tabletas, etc, que interfiere con tu vida diaria.Te invito, además, a que tomes consciencia de que la Red también se ha convertido en escenario de nuevos delitos como el grooming (acoso sexual a través de Internet), la sextorsión o el ciberacoso escolar.

Y ahora, que ya conoces que su uso desmedido conlleva ciertos peligros y puede llegar a ser adictivo y de reconocer sus virtudes te propongo que juntos analicemos algunos factores e indicadores que facilitan la adicción a la tecnología.

Factores facilitadores de adicción a la Red

Sé que habrás pensado en más de una ocasión porqué tantas personas de tu entorno están continuamente diciéndote y recordándote “estás enganchado”, “¿puedes dejar de ignorarme y de usar ya el telefonito?”. Y tu respuesta natural ha sido justificarte diciendo frases del tipo “pero, si puedo dejarlo cuando quiera”, “no tengo ningún problema, lo uso lo normal”, “llevo unos días sin conectarme” cuando sabes que es mentira.

 

Existen una serie de factores comunes por los que la Red se ha vuelto tan atractiva y adictiva para ti como para cualquier usuario de la misma y éstos son:

 

  • Las Nuevas Tecnologías tienen hoy una importante presencia en nuestra vida, hasta el punto de que en los países desarrollados nos resulta difícil imaginar cómo sería la vida sin ellas.

  • Internet ha penetrado en todas las áreas que puedas imaginar al convertirse en un recurso de utilidad no sólo profesional, sino de gran aplicación en la vida cotidiana de las personas.

  • Internet es el exponente más representativo de la globalización: con tan sólo un “click” puedes estar al corriente de lo que ocurre cerca o kilómetros de ti de forma casi inmediata. O más sencillamente, esta herramienta te permite comprar y vender, encontrar trabajo, conocer a otras personas, acceder a música, películas, libros, jugar, y un largo etcétera.

  • El acceso inmediato: Ha hecho posible la comunicación online con cualquier parte del mundo facilitando la información sobre absolutamente cualquier hecho o cosa.

  • Es un escenario ideal para participación social: saber que puedes opinar y tener voz en foros en los que participan otras personas y puedes guardar tu anonimato contribuye y facilita que abandones posibles sentimientos de timidez, vergüenza e inseguridad lo que facilita su uso y abuso.

 

En el pasado, eras lo que tenías ahora eres lo que compartes”

-Godfried Bogaard-

 

  • Tus sentidos se estimulan: gracias a su atractivo visual y auditivo tus sentidos se implican y estimulan positivamente así como algunas variables cognitivas como la atención, concentración y memoria, la toma de decisiones y planificación que se ven implicadas , por ejemplo, en los juegos lo que ha conferido a la Red un carácter potencialmente adictivo.

 

Señales de alarma: algunos indicadores de adicción a la tecnología

Antes de que una afición se convierta en una adicción aparecen siempre una serie de signos y comportamientos (señales de alarma).Has de tenerlas en cuenta para evitar las consecuencias negativas o displacenteras de “estar enganchándote”. Algunas son:

  • Aumento del tiempo de conexión: A menudo y con frecuencia permaneces conectado a Internet, a tus redes sociales o simplemente “navegando” más tiempo del que tenías previsto llegando incluso a perder la noción del tiempo porque esta actividad te hace sentir más relajado que cualquier otra actividad.

 

     adicción

 

  • Interferencia con las actividades cotidianas o hábitos saludables: Se ha convertido en una necesidad que interfiere con tus obligaciones diarias o en tus actividades vitales tales como la alimentación, el sueño, el ocio etc. Por ejemplo, duermes cada vez menos o evitas ir a lugares por estar conectado. Estos ejemplos podrían estar indicándote que estas haciendo un uso peligroso de las mismas.

  • Necesidad de aprobación constante: cada actividad que haces, cada sitio que visitas, con cada persona que te relacionas es motivo para realizarte un “selfie” y subirlo a la Red para ver cuántos “likes” o “me gusta” consigues o bien de manera constante cambias tus “estados”.Estos comportamientos pueden estar indicándote una necesidad de reafirmación y aprobación.

 

  • Aislamiento social: tus actividades preferidas han dejado de tener interés para ti al igual que tus relaciones sociales. Son cada vez más los conocidos y amigos que ya no preguntan por ti ante tu ausencia a alguna actividad social e indican que no tienes vida o que “estas casado con Internet”.

 

  • Disminución de tu rendimiento académico y/o profesional: cada vez descansas menos y tus recursos atencionales y de memoria se encuentran disminuidos lo que se está traduciendo a su vez en un incremento sustancial de tu nivel de estrés, ansiedad e irritabilidad que está afectando a la calidad de tu salud y rendimiento.

 

  • Aparición de diferentes sintomatología antes no presentes como aumento de migrañas, ojos secos, anormalidades alimenticias, síndrome de túnel carpiano, alteraciones del sueño e insomnio, cambios de humor, dificultades para mantener la higiene personal o bien por el contrario sufres de exceso de euforia cuando estas delante del ordenador. Todos estos síntomas están siendo “señales de alarma” que tú no estás escuchando porque “necesitas estar conectado” y sentirte así “mejor”.

 

  • Compruebas de forma constante el móvil y las redes sociales: incluso en las situaciones más inverosímiles e inaceptables como en una reunión de trabajo, conduciendo, en el gimnasio, en el cine y además, es la primera actividad que realizas nada más despertarte y al acostarte es, entonces, un claro indicador de ciberadicción.

 

  • Cambios de humor: cada vez que no puedes conectarte o que la conexión resulta lenta te pones de mal humor, te sientes irritable e incluso ansioso y no aceptas que te digan que “estas enganchado/a” y evitas el contacto social próximo para “estar online”.

 

  • Descuidas otras actividades importantes: como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el trabajo, los estudios, el cuidado de tu salud e higiene y tratas de negar, ocultar y/o restar importancia a los comentarios sobre tu uso y abuso de Internet y las nuevas tecnologías.

 

  • No disfrutas el presente y tienes miedo de estar perdiéndote algo (FOMO, Fear Of Missing Out): sientes constante malestar psicológico cada vez que no te puedes conectar o te dejas olvidado el móvil en casa porque piensas que te estas perdiendo eventos irrepetibles en tu vida, o bien dejando escapar oportunidades excepcionales que otras personas sí están presenciando y de las que eres testigo a través de las redes sociales e Internet y/o incluso sientes miedo de sentirte excluido.

 

¿Cómo puedes fomentar el uso responsable y saludable internet?

 

  • Usa los dispositivos en un horario adecuado y establece un tiempo máximo: Necesitas descansar por las noches, así que, asegúrate de apagar el móvil, la tablet, la videoconsola o el ordenador cuando te vayas a dormir. Evitarás así posibles futuras alteraciones en el sueño, en tu rendimiento académico y/o profesional y en tus recursos atencionales. Emplea el tiempo de conexión para las actividades que te has propuesto y no consumas más tiempo del necesario “navegando”.

 

  • Limita los lugares o las actividades en las que utilizas el teléfono móvil:  Intenta estar en el presente y disfrutando de la actividad que estés realizando en cada momento y en ofrecer tiempo de calidad en una reunión con amigos o familiares centrándote en la conversación con ellos. Evita usarlo mientras estudias, estas en clase, en una reunión de trabajo, viendo una película, en un concierto o conversando con alguien.

 

adicción

 

  • Diversifica tu ocio: Ocupa tu tiempo de ocio en actividades que te gustan e interesan y cuanto más variadas mejor. Evita ocupar todo tu tiempo libre con las nuevas tecnologías y centra tu foco en el presente disfrutando de cada momento y compañía.

 

  • Reflexiona sobre los comentarios de estás “enganchado”: si muchas personas de tu entorno próximo te está haciendo comentarios acerca de tu relación con Internet o los móviles y redes sociales es desmedida y excesiva piensa que puede que tengan razón y has de revisar cómo estas usándolos.

 

  • Limita el tiempo de conexión a la red en la infancia y adolescencia: si eres padre o madre educa a tu/s hijo/s en el uso responsable y saludable de la Red. Controla la ubicación de los ordenadores en lugares comunes como, por ejemplo, el salón y lleva el control de los contenido. Constituye así estrategias de un buen uso de las mismas y una prevención eficaz.

adiccion

  • Cuida la seguridad en los dispositivos que utilizas: y de las numerosas amenazas a nuestra privacidad que hay como intrusiones, accesos a información confidencial, ciberacoso escolar, vulneración del secreto del correo electrónico, programas maliciosos (malware) que espían y recogen datos privados, etc. Aprende a protegerte y navegar con seguridad

“ No digas nada en línea que no querrías que fuera expuesto en un anuncio panorámico con tu cara puesta en él” –Erin Bury-

 

  • Busca ayuda profesional: si la situación se ha vuelto incontrolable y te provoca malestar psicológico, ansiedad, irritabilidad e interfiere tanto en tus hábitos de salud como rendimiento académico y/o profesional considera realizar una terapia que te ayude a conseguir herramientas para salir de la adicción. 

 

Recuerda que una persona pase muchas horas conectadas a Internet, no quiere decir que tenga adicción, para ello tenemos que conocer sus circunstancias personales y el motivo por el que pasa tantas horas frente al ordenador. Como adultos, como educadores, agentes de salud, padres o tutores legales es importante conocer algunas pautas para fomentar su uso saludable de la Red y evitar así la ciberadicción y sus consecuencias.

 

La prevención y el conocimiento son la clave para poder disfrutar de los beneficios de las nuevas tecnologías de la información como herramientas a nuestro servicio y disposición y no a ser esclavos de las mismas. Y si necesitas ayuda, no dudes, en contactar con ayuda profesional.

Publicado: 07/08/2017

Gema Huerta López-Lillo
Psicóloga colegiada M -19.721
www.psicoemocionat.com
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Psicoemocionat está bajo una Creative Commons
Si te ha gustado este artículo también te puede interesar: Ayuda Terapia

Comentarios

Beatriz:

Éste es el segundo artículo que leo de Gema, me ha encantado, buenísimo. Me gusta porque trata de temas muy ACTUALES que nos afectan a todos en el día a día. La adicción a los móviles, a Internet, a la tecnología en general, es algo que nos toca a muchos. Me he reconocido en algunos comentarios, hay consejos y asesoramiento que los considero muy útiles y voy a llevar a cabo. Me ha ayudado. Gracias Gema, sigue escribiendo, por favor.

Psicoemoconat:

Muchas gracias por tus comentarios Beatriz. Nos alegra que te gusten los artículos de Gema. Recientemente ha pasado a colaborar con nosotros en el blog y estamos encantados. Esperamos que nos sigas leyendo.
Un abrazo

Sara Otero:

Hablar de adicción es delicado, pero creo que debemos dar importancia a ese uso responsable. Utilizar las nuevas tecnologías de forma eficiente; no convertirlas en un problema.
Y me uno a tu recomendación: si la cosa se nos escapa de las manos, debemos pedir ayuda profesional.

Psicoemocionat:

Desgraciadamente cada vez hay más adicciones a las nuevas tecnologías que nos llegan a consulta disfrazadas de otras problemáticas. Es importante dar visibilidad a este tipo de problemas para que las personas puedan tomar consciencia de ellos y empezar a hacer un uso responsable como tú dices, antes de que el problema vaya a más. En todo caso, los psicólogos estamos par ayudar en los casos donde la persona ya no pueda autogestionar el uso de las tecnologías. Gracias por comentar Sara. Un abrazo.

Añadir nuevo comentario